México.- Andrés Manuel López Obrador llamó a la disidencia magisterial a no ser rebeldes sin causa, pidió a los michoacanos no pelearse entre hermanos, y reiteró que no hará uso de la fuerza para que no lo acusen de represor y autoritario, pero advirtió que no quiere intransigencias.

El mandatario reiteró que echará abajo la “mal llamada reforma educativa” pero les pidió paciencia.

Al referirse al conflicto magisterial y en clara alusión al enfrentamiento entre policías e integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la Ciudad de México, AMLO les pidió paciencia para resolver las demandas pero también advirtió que no se puede ser rebelde sin causa.

“Y también aprovecho para decirles miren, yo vengo de la oposición, acabo de ver mi expediente en Gobernación de lo que decían de mi hace 40 años que me espiaban porque estaba en la oposición, entonces sé lo que es luchar por causas justas, nada más decirles que no se puede ser rebelde sin causa, nada de intransigencias y que estén esperando que así me van a provocar y que voy a usar la fuerza pública para que acusen de represor, de autoritario, no, yo lo soy lo mismo, no voy a caer en la provocación” recalcó.

Durante la entrega de apoyos del programa Producción para el Bienestar en Huetamo, Michoacán, el gobernador, Silviano Aureoles fue recibido entre rechiflas y arengas de “¡fuera, fuera! y ¡ratero, ratero!” que se escuchaban por encima del “¡Silviano, Silviano!”, los abucheos continuaron durante los 15 minutos de la intervención del mandatario estatal.

Tras lo anterior, el titular del Ejecutivo dijo que se debe procurar la unidad de todo el pueblo.

“¿O quieren pelearse? ¿A ver qué quieren, quieren pleito o reconciliación? Que levanten la mano los que quieren la reconciliación hay que unirnos si queremos pleito, hay que declararle pleito a la corrupción, acabar con la corrupción, desterrar la corrupción y lo vamos a lograr, ¡me canso ganso! pero no pelearnos entre hermanos, paisanos qué se ganan con el pleito, nada, ya pasó la campaña, ¿saben cuál es el partido ahora? El que rifa, el mejor partido, el pueblo de México”, señaló.

En su mensaje el primer mandatario, subrayó que su visita fue un acto de reconciliación de toda la tierra caliente de Michoacán y del país.

Aseguró que sabía que los ánimos están caldeados en la entidad pero por eso mismo quiso estar ahí y no en una reunión controlada.

“Ustedes creen que yo no sabía a qué venia y que estaban caldeados los ánimos, pues claro que sí, pero por eso vengo, sino me quedo en la Ciudad de México en una reunión controlada para que nada más pasen los aplaudidores, los que queman incienso, no, aquí venimos a hablar abiertamente, de frente y sin guardaespaldas”, subrayó.