México.- Andrés Manuel López Obrador, precandidato presidencial de la coalición Juntos Hagamos Historia, manifestó que ni el PAN, ni el PRI levantan, ya se demostró que no levanta Meade, está aceptado, pero tampoco levanta Anaya, porque “toca guitarra, toca violín y no levanta”, dijo en broma.

“Los ciudadanos –y más los que tienen alguna experiencia política— se están dando cuenta que seguimos creciendo y eso lo reflejan los sondeos que se realizan diariamente en las esferas de la política y de la administración pública donde sí circulan, pero no se dan a conocer a la población”, indicó el tabasqueño.

“No han podido con la guerra sucia, no van a poder, ya hemos avanzado bastante”, dijo en entrevista que concedió en Teopisca, Chiapas.

A la pregunta de los reporteros qué si es irreversible la ventaja que lleva, el precandidato a la Presidencia de la República respondió “yo creo que sí”, porque es bastante y no es nada más un asunto, es que no levantan ni el del PAN, ni el del PRI, porque ya se demostró que no levanta Meade, está aceptado, pero tampoco levanta Anaya, porque “toca guitarra, toca violín y no levanta”.

“Vamos a esperar, pero nos ido muy bien a nosotros”, expresó al decir que en Chiapas es uno de los estados que está mejor y en el norte gana: Chihuahua, Sonora, Jalisco, Nuevo León.

A la pregunta de los reporteros ¿qué si le hará la invitación a Gil Zuarth para que se sume?, el precandidato presidencial comentó: “todo el que quiera unirse a este movimiento tiene las puertas abiertas, estamos llamando a la unidad de mujeres y hombres de buena voluntad, que quieran ayudar para triunfar y para transformar a México” y negó haber tenido contacto con Zuarth.

A la pregunta de los reporteros sobre su opinión de que dicen algunos que Andrés Manuel está pactando con la mafia del poder, pero están agradecidos de que haga alianzas con personas que estuvieron con la mafia del poder, López Obrador respondió que “es normal que no les guste que hagamos acuerdos, no les gusta a lo de la mafia del poder que nosotros estemos llamando a la unidad de todo el pueblo”.

Señaló que el pueblo de México necesita la reconciliación y sostuvo que no está de acuerdo con la consigna de ni perdón ni olvido, olvido no, perdón sí.

En entrevista, López Obrador expresó que va muy bien, está enfilado para triunfar, está pensando gobernar el país, se preocupa menos el triunfo y consideró que la gente votará y defenderá el voto, se lo dicen en todos los actos y atiende el plan de desarrollo.

López Obrador informó que el próximo lunes, 29 de enero, en la Ciudad de México presentará las tres ternas –integradas por nueve hombres y mujeres— que podrían ser nombrados como: procurador, fiscal anticorrupción y fiscal electoral, y lo hará hasta entonces, porque estará en Chiapas hasta el domingo por la noche.

En otro tema, destacó que durante su campaña invitará a los maestros de la CNTE, del SNTE, de todas las tendencias de todas las organizaciones magisteriales para realizar con Congreso Nacional en Guelatao, Oaxaca, para que conjuntamente con padres de familia y especialistas, se elabore un plan educativo para mejorar la educación en México.

“Vamos a convocar a la unidad del movimiento magisterial”, explicó al informar que el próximo secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma se hará cargo de hacer la convocatoria para se logre ese propósito.

En el segundo día de gira por municipios de Chiapas, López Obrador aseguró que se hará un cambio para bien del país, firme e irá a fondo, será de raíz, de manera pacífica, pero al mismo tiempo radical, porque acabará con la corrupción que es el principal problema de México.

Pidió al pueblo de Chiapas a tener confianza, porque habrán cambios profundos y lo primero será el que se acabe con la corrupción, se enfrentará al cáncer que destruye al país y por eso no se sale adelante.