México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que la actitud de rechazo del PAN y de algunos dirigentes del PRI contra la creación de la Guardia Nacional no ayuda, por lo que confió en que modifiquen su postura porque hay un problema serio de inseguridad y de violencia que creció porque los gobiernos anteriores ni atendieron las causas ni la combatieron, sólo simularon que enfrentaban el problema.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario dijo que el asunto está por resolverse en la Cámara de Diputados y aprovechó para decirles a los legisladores que como titular del Ejecutivo no acepta la simulación ni la reedición de la Policía Federal.

“Vamos a hablar con claridad para que los ciudadanos sepan quiénes votaron a favor y quiénes en contra y podamos transparentar todos estos procesos, no tienen por qué ocultarse, no tengo por qué callarme, no tengo ningún problema de conciencia”.

“Ahora resulta que los que utilizaron sólo como recurso el uso de la fuerza en tiempos pasados y desataron la violencia y convirtieron al país en un cementerio, ahora dicen que son defensores de derechos humanos y que no quieren la militarización del país, cuando no es eso lo que se está proponiendo, lo que queremos es que haya seguridad pública que se podamos resolver los problemas de homicidio, de robos que afectan a la población”.

López Obrador aseguró que incluso la mayoría de los gobernadores priistas, algunos de estados con altos índices de violencia apoyan su propuesta de Guardia Nacional como lo manifestaron ayer en una reunión con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para analizar el tema.