México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el sistema de salud pública estaba podrido y en el abandono, también afirmó que las llamadas cuotas de recuperación por servicios de salud de alta especialidad se deben resolver porque eso impide que el servicio sea gratuito de manera universal.

En la conferencia de prensa matutina, indicó que el sistema de salud nacional estaba podrido por la corrupción: “sin médicos, sin equipos, se transferían recursos del seguro popular y no se administraban bien, y en algunos casos se desviaban esos recursos”. Afirmó que ahora el Instituto de Salud para el Bienestar el (Insabi) dará atención gratuita al 60 por ciento de la población que es la más necesitada.

Expresó que ahora se busca "que se pueda otorgar atención médica y medicinas a todos los mexicanos. Este servicio va orientado a la población más necesitada, el 60% de los mexicanos que no tienen seguridad social. Es un sistema que suple al llamado Seguro Popular”, manifestó.

“El sistema de salud pública estaba en el abandono, sin médicos, sin equipos, se transferían recursos del seguro popular y no se administraban bien, y en algunos casos se desviaban esos recursos. Había muchísima corrupción en la compra de medicamentos. Tres o cuatro distribuidoras vendían el 70 por ciento de todas las medicinas que compraba el gobierno, unos 70 mil millones de pesos. Hay resistencia porque existían estos monopolios”.

“Queremos mejorar todo el sistema del ISSSTE, del IMSSS, el propósito es que no se cobre que sea gratuito el sistema de Salud. Decirle a la gente que ya no tiene por qué inscribirse. Había en el seguro popular como ocho mil personas que se encargaban de empadronar, esto llevó a que haya más personal administrativo que médico”, explicó el presidente.

Pidió a la gente denunciar actos de corrupción. Dijo que todas las medicinas que se requieren serán gratuitas, incluso más allá del cuadro básico. Porque incluso ahí hay una discriminación, porque enfermos que viven en zonas apartadas no tiene el mismo derecho que uno que vive en la ciudad.

Dijo que hay vacantes en el sistema de salud, hay incluso competencia para poder conseguir a los especialistas

Anunció que se dará a conocer la convocatoria para una nueva escuela de medicina y enfermería que se va instalar en la ciudad de México por iniciativa del gobierno de la Ciudad. Incluso Puebla también lo va hacer, indicó.

Reconoció que hace falta información sobre el nuevo servicio, y que los que estaban inscritos en el seguro popular van a seguir recibiendo sus servicios médicos.

Resolver las llamadas cuotas en hospitales

A pregunta de Bajo Palabra sobre la aclaración que hizo ayer la Secretaría de Salud de que solo serán gratuitos los servicios de primer y segundo nivel, pero no así los servicios de alta especialidad donde se seguirán cuotas de recuperación para esos servicios

El Ejecutivo federal afirmó que “se tienen que resolver las llamadas cuotas de recuperación” porque eso impide que el servicio sea gratuito, “esto se da mucho en hospitales de especialidades. Pero se va a llegar a un acuerdo”, explicó.

Reiteró que todos los servicios tienen que ser gratuitos, no se tiene que pagar ni por la atención médica, ni medicamentos. “Hay resistencias porque los que manejaban las cuotas, a veces, no todos, hacían mal uso de esos recursos. Estaba podrido el sistema de salud pública, pero ahora como se están llevando a cabo estos cambios hay resistencias”.

Refirió haber constatado que en algunos hospitales del ISSSTE dicen que no hay medicamentos por la austeridad, pero lo que pasa es que “tenían establecido un negocio, había lucro. Por eso pido el apoyo de la gente. Imagínese que se muera una persona y no se permita que saquen el cuerpo del hospital porque no paga, el que hizo eso actúa de manera ilegal, no solo inhumana”.

Sobre las denuncias de maltrato y abuso en hospitales, el presidente pidió que se presenten pruebas “que me traigan los nombres y en dónde es que subieron la cuota de 70 a 500 pesos, se necesita nombre, quién fue el que padeció de este abuso. Pruebas. Necesitamos todos ayudar para terminar con estas lacras”, dijo.

Sobre el reconocimiento que le hizo ayer la Organización Panamericana de la Salud sobre la creación del Insabi, aseguró que “todavía no lo merecemos”.

Campo se cayó por desigualdad

Sobre si ya están listos los productores mexicanos para competir en el nuevo mercado que se abre con la aprobación del Tratado de libre comercio entre Estados Unidos, México y Canadá, el presidente  dijo que con el Tratado de Libre Comercio anterior, los conservadores lanzaron al productor mexicano  a competir en condiciones de desigualdad.

“Antes el productor nacional estaba en condiciones de desigualdad. Los conservadores satanizaron el subsidio, los productores extranjeros reciben subsidio, como el 80 por ciento, mientras el productor mexicano estaba a abandonado a su suerte. Los pusieron a competir en desigualdad, por eso se cayó el campo y se despobló, por eso el fenómeno migratorio”.

Señaló que ahora “estamos apoyando al productor con precios de garantía. Hemos elegido cómo ayudar más, como ser más eficaces.  Decidimos apoyar en los productos básicos, leche, arroz, frijol, trigo”.

Expresó que también se van entregar los fertilizantes a los productores pequeños, “se tomó la decisión de desarrollar y operar las plantas de fertilizante que se compraron en los sexenios pasados. Se van a poner a producir para entregar el fertilizante”, apuntó.

Por otra parte, sobre el conflicto de Estados Unidos con Irán, el presidente llamó no a la guerra, sí a la paz, y confío en que las partes en conflicto lleguen a un acuerdo pacífico, que podamos vivir en paz. La posición de México es no intervenir y en una postura de neutralidad. Nosotros vamos siempre a buscar la paz, aseguró López Obrador.