México.- “México es un desastre”, con esta frase comenzó ayer su sermón el obispo auxiliar de la Arquidiócesis Primada de México, Carlos Samaniego.

Durante la primera misa dominical de 2020, manifestó que el país carece de un líder que marque el rumbo de las instituciones y que se ejecutan medidas que son “fundamentalismos so pretexto de democracia”.

“México es un desastre, que se refiere a la falta de astro. Desastre es no tener una guía, una ilusión, un sueño. Una estrella guía al marinero para tener buen puerto, y hay veces que no tenemos en las familias, en las instituciones, esa estrella que guíe nuestros pasos”, expresó durante la misa en la Basílica de Guadalupe.

El obispo criticó además las iniciativas del gobierno para despenalizar el aborto, pues —dijo— las mujeres “como el rey Herodes, buscan matar al niño”.

“Hay instituciones que andan buscando matar a los niños con el tema del aborto; hay familias que quieren matar al niño. Un país que fomenta este tipo de políticas no tiene futuro”, enfatizó.

Monseñor Samaniego criticó a los legisladores que, desde el Congreso de la Unión, impulsan la despenalización del aborto.