México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró ayer que no incrementará su seguridad, luego de que apareciera una manta amenazante por su estrategia contra el robo de combustible.

De gira por Tlaxcala para la presentación de los programas integrales de bienestar, se le preguntó si va a aumentar la seguridad por los incidentes en Salamanca, a lo que respondió:

–El que lucha por la justicia no tiene nada que temer –respondió cuando se dirigía a su camioneta al concluir el acto. No dijo más.

Una vez más la seguridad del jefe del Ejecutivo fue motivo de análisis luego de que autoridades federales confirmaron que durante la madrugada del jueves, en la puerta 5 de la refinería de Salamanca, Guanajuato –propiedad de Petróleos Mexicanos (Pemex)–, un presunto grupo delictivo colocó en una camioneta pick-up un artefacto explosivo elaborado con Emulex, componente que se usa para realizar “voladuras“ controladas.

Por la mañana, funcionarios gubernamentales calificaron de falsa la existencia del explosivo en la camioneta y sólo aceptaron que antes de la seis de la mañana se colocó una manta con amenazas al jefe del Ejecutivo federal en el puente Mazda, ubicado a unos 3 kilómetros de distancia de la refinería Antonio M. Amor.

Después de más de 12 horas de trabajo coordinado entre autoridades federales y estatales, la camioneta fue retirada de las inmediaciones de la refinería y se corroboró que en su interior había un artefacto compuesto con Emulex, que fue destruido de manera controlada.

La manta decía: “Presidente Andrés Manuel López Obrador, te exijo que ya saques a chingar a su puta madre a la Marina, Sedena y fuerzas federales del estado si no te boy a empezar a matar gente inocente para que veas que esto no es un juego y que Guanajuato nos los necesitamos.

“Hay te dejo un regalito en mi refinería para que vayas viendo cómo se van a poner las cosas y si no sueltas a mi gente que se llevaron y haces caso omiso, va a valer madre atente a las consecuencias. Atentamente: El Señor Marro puro cartel Santa Rosa de Lima”.

Horas después, por medio de las redes sociales y en otra manta, la supuesta organización delictiva se deslindó de los hechos y los atribuyó al cártel Jalisco Nueva Generación.

Mientras las fuerzas de seguridad trabajaban para confirmar o descartar la existencia del explosivo en el automotor, en Ciudad de México López Obrador, en su habitual conferencia de prensa matutina, fue interrogado sobre el tema y respondió que se trataba de una “falsa alarma”.

El coordinador de Comunicación Social del gobierno federal, Jesús Ramírez Cuevas, secundó esas aseveraciones. “Se encontró un vehículo en las cercanías de la refinería de Salamanca, contenía un aparente dispositivo explosivo que resultó falso y apareció una manta supuestamente firmada por un líder de cártel que está vinculada al huachicol. Es una manta dirigida a quien está realizando esta lucha contra el huachicol”.

Las instituciones involucradas en el Centro Nacional de Inteligencia han puesto en marcha mecanismos de alerta temprana para prevenir actos contra instalaciones de Pemex y analizan nuevos esquemas de seguridad para el Presidente, revelaron funcionarios que participan en dichas acciones.


Con información de la Jornada.