México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que fue un error del gobierno anterior impulsar los grupos de autodefensa porque no tienen que ver con un auténtico Estado de derecho: “no pueden haber grupos ilegales haciendo funciones de seguridad pública, eso no debe permitirse, eso demuestra una incapacidad del Estado para atender y garantizar una demanda de seguridad; es un incumplimiento al deber del Estado y nosotros no vamos a incumplir con nuestra responsabilidades legales, no vamos a fomentar estas actividades”.

En la conferencia mañanera de este día, López Obrador afirmó que el pueblo de México está feliz, feliz, y lo sustenta -dijo- en una encuesta que hizo el INEGI. Afirmó  que responderá así a una solicitud de información que le hicieron para saber en qué respalda está afirmación. “Somos feliz, feliz, relajados, relajados”, dijo.

Asimismo, dijo que  mañana se llevará a cabo la reunión de seguridad en Tabasco y la conferencia de prensa. Además, informó que sábado y domingo se dedicará a escribir su informe de labores y “está avanzado el proyecto de presupuesto que tenemos que presentar el 8 de septiembre”.

El presidente afirmó que no se va a ceder ante los ataques de la derecha contra las acciones del gobierno como los amparos contra el aeropuerto de Santa Lucía donde han presentado 80 acciones legales.

“Querían hacer quebrar al gobierno de la República. Eso no parece importarles a los empresarios que demandaron están obnubilados. Se acabó el influyentismo entre gobierno y sector empresarial, se acabó la corrupción y la actuación facciosa”, expresó.

“Los empresarios se creían los dueños de México y ojalá recapaciten. No vamos a ceder y vamos a seguir enfrentando estos cuestionamientos y respetando el Estado de derecho”, aseveró.

En otro tema, sobre el caso de la presa El Zapotillo, indicó que la comenzaron hacer en el periodo del presidente Fox. No hubo acuerdos con las personas de la comunidad, se elevaron las cortinas 80 metros. Hubo amparos, había diferencias entre el gobierno de Guanajuato y Jalisco. Reconoció que existe un problema de escasez de agua y “hemos estado buscando destrabar este conflicto. Hay acuerdos entre autoridades Guanajuato y Jalisco, pero falta el acuerdo con la gente”.

“Me reuní con los pobladores y se acordó iniciar un proceso  para que conozcan el estado del agua, con los afectados y con los que no tienen agua. Plantee dos cosas: no podemos derrumbar la cortina porque hay una inversión y la otra es que no vamos a usar la fuerza y tampoco vamos a imponer nada. Yo espero que se llegue a un acuerdo, que se proteja a la población en caso de que acepten, que haya indemnización a los afectados. Hay un litigio con la empresa que no cumplió con terminar la presa”, explicó.

También reconoció que hay rezagos en las obras de reconstrucción del sismo del 2017. “No se ha logrado terminar la rehabilitación de las escuelas. Lo que puedo comentar es que no vamos a dejar de atender que se reparen instalaciones públicas y que se ayude a los afectados que perdieron sus casas. En este año se destinaron 9 mil millones de pesos y estamos programando casi la misma cantidad para el 2020. Tenemos que enfrentar y atender los pendientes en este tema”, señaló.

El Ejecutivo federal hizo un llamado para que los partidos políticos decidan sobre la disminución de sus prerrogativas. Nosotros no podemos hacer recortes  al presupuesto del INE y es facultad de la Cámara de Diputados hacer los ajustes del presupuesto de este ente público. Ahora se tiene que trasparentar los recursos públicos.

Afirmó que se tienen que terminar los fueros, se tiene que poder juzgar al presidente, lo que sigue es la revocación del mandato.