Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró este jueves que el Gobierno "patentará" la estrategia implementada para enfrentar la crisis económica provocada por la pandemia de COVID-19.

El mandatario remarcó que la decisión de no contratar deuda fue una de las bases de esa respuesta, esto a pesar de las presiones que la administración recibió de "profesionales y académicos de izquierda".

"Imagínense si hubiéramos contratado deuda adicional, eso en el corto o largo plazo se traduce en tener que destinar más presupuesto para pagar servicio de deuda. En algunos países lo que hicieron fue contratar deuda, entregar dinero a las corporaciones, se les cayó la economía más que a nosotros y se endeudaron por completo. Entonces yo espero que el caso de México al final va a ser un ejemplo, vamos a patentar esta vacuna", afirmó en su conferencia desde Monterrey.

López Obrador destacó que, para no recurrir a esa opción, el Gobierno optó por reducir aún más sus gastos, eliminando lujos, y reforzar su combate a la corrupción.

El mandatario adelantó que la administración federal publicará las experiencias registradas por la estrategia con todos los datos correspondientes.

Para enfrentar la crisis económica provocada por el virus SARS-CoV-2, el Gobierno federal puso a disposición una serie de créditos para trabajadores del sector formal e informal.

Por ejemplo, la administración otorgo préstamos de 25 mil pesos a pequeñas empresas familiares, que se pagarán a tres años, a través de programas administrados por la Secretaría de Economía y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). También se impulsaron créditos a la construcción por medio del Infonavit.

No obstante, la economía tuvo su peor contracción de la historia durante el segundo trimestre de este año, periodo en el que el país se vio afectado por las medidas de confinamiento y el cierre de negocios que formaron parte de la Jornada Nacional de Sana Distancia.

El Producto Interno Bruto (PIB) de México cayó 18.7 por ciento, de acuerdo con los datos revisados del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), siendo el sector de las actividades secundarias el que resultó más afectado.