México.- El presidente Andrés Manuel López dijo que ninguna carretera, concesionada o no, debe aumentar el cobro de las casetas por encima de la inflación. Afirmó que la Autopista del Sol, Acapulco-México, en cuanto al costo de su “rescate” financiero. “Es la carretera más cara del mundo”.

A pregunta expresa de Bajo Palabra, el presidente indicó que se enteró del aumento del precio de las tarifas carreteras hace como una semana. “Y se llevó a cabo este aumento hace varias semanas, me enteré porque pasé por una caseta y me dijeron eso. Se quejaron conmigo porque había aumentado la caseta”. “Me sorprendió el aumento”, afirmó.

López Obrador no se comprometió a que bajen los precios de las casetas de cobro porque los aumentos, dijo, se dan de conformidad con la inflación. “Si el aumento es mayor a la inflación se tiene que corregir”, aseveró.

Explicó que si no se aumenta los costos de conformidad con la inflación “sería bajar la tarifa, y no me comprometí a eso. Me comprometí que no iban aumentar”, refirió.

Recordó que sobre el “rescate” de la Autopista del Sol “conozco toda la historia, cuánto costó el “rescate”. “Es la carretera más cara del mundo, aunque parece que ya le ganó la de Mazatlán a Durango”, comentó.

Dijo que el costo de las carreteras en el periodo neoliberal es buen tema sobre obras públicas y corrupción. "Esa carretera de Acapulco la “rescató” el expresidente Zedillo, pedían 400 millones de dólares por el “rescate” y gentilmente les dieron 700 millones", ironizó.

Aseguró que la Autopista del Sol “se convirtió en un barril sin fondo pero que ahora se tiene que administrar con honestidad y no aumentar la tarifa por encima de la inflación”.

Pidió que los precios se mantengan de acuerdo a la inflación.

“Si hay una carretera concesionada donde la tarifa está aumentando más de la inflación, se tiene que corregir. No pueden abusar aunque sean carreteras concesionadas”.

“Si Capufe mantiene esta política, lo más correcto es que todas las concesiones actúen de la misma manera”, remató.