Ciudad de México. Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, anunció esta mañana la reforma a las pensiones de los trabajadores, que garantiza que el 82% tendrán una pensión digna.

En la conferencia mañanera de este día, Arturo Herrera Gutiérrez, secretario de Hacienda y Crédito Público, presentó el proyecto de dicha reforma que tendrá que ser aprobada por las cámaras de diputados y de senadores.

El secretario de Hacienda, dijo que con esta reforma se obtienen varios beneficios para el sector trabajador, entre las que destaca la disminución del límite inicial para que puedan recibir su pensión, ya que va a bajar el tiempo de 25 años a 15 años, reconociendo que algunos trabajadores no alcanzan el mínimos para obtener una pensión.

Otros de los beneficios para la clase trabajadora es que se va a elevar la tasa de reemplazo de los trabajadores en un promedio de 40%.

Arturo Herrera refirió que “los trabajadores que menos recibían eran los que tenían hasta 5 salarios mínimos. Ahora se va aumentar de un 31% a un 54% su tasa de reemplazo, es decir van a aumentar en un 70% sus pensiones”.

Detalló que para lograr esta reforma se requirió de la coordinación de tres entes: el sector empresarial, el sector patronal y el gobierno federal.

Agradeció la disposición de la Coparmex para lograr esta reforma ya que se comprometió a un aumento paulatino de 5.15% hasta 13.8 % , hasta lograr en ocho años los patrones van a aumentar en 2.7% veces los que ellos aportan para el retiro de los trabajadores.

Dijo que las fallas centrales que se debían corregir a la reforma que se había hecho a las pensiones, era que “las aportaciones que se estaban dando no eran suficiente, lo cual hacía que a partir de ciertos ingresos, la pensión resultaba mínima lo que provocaría que al momento en que se retiraran solo iban a alcanzar el 30% de su salario promedio”.

Recordó que México es un país con alto grado de informalidad y cuando se “pensó en este sistema, se pensó que México iba a transitar relativamente rápido a un mayor nivel de formalidad”, cosa que no ocurrió.

Aclaró que las aportaciones del gobierno federal que son más de 700 mil millones de pesos al año al ISSTE y más de 300 mil millones al IMSS, ahora se transforman en cuota social, concentrada en los trabajadores de menos ingresos.

Dio a conocer que al día de hoy con el estatus vigente de pensiones, solamente un 34% de las trabajadores tienen garantizada su pensión, además de que “tienen una pensión bajita que es el 30% de su salario”.

Ahora eso va a cambiar, ya que con esta propuesta de reforma alrededor del 82% de los trabajadores tendrán garantizada su pensión y con un monto superior, que se complementará con el 34% que representa la pensión para adultos mayores, garantizada con la reforma constitucional.

El secretario de Hacienda dijo que la segunda reforma es el compromiso de las afores para llevar sus comisiones a los estándares internacionales, “cuando llegamos a esta administración la comisión era por arriba del 1% que es relativamente alta para los estándares internacionales, para el año de 2019 logramos que bajara a menos 1%”.
Refirió que ahora para el 2020 hay un cambio radical ya que “está en .92%. y la meta es converger con los estándares internacionales que es .70%.”

Otra reforma, dijo que está para su revisión final en la cámara de diputados, es la que va permitir a cambiar el régimen de inversión de las afores, lo que quiere decir que los ahorros que están para el retiro de los trabajadores puedan invertirse en activos que le den un rendimiento mayor. Que aumenten pero que vayan a dar a los trabajadores que no seque den en las administradoras.

En la conferencia de hoy estuvieron Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Aceves del Olmo, secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Mario Delgado Carrillo, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados y Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores.