México.- La manera en la que se mide y paga el consumo de energía podría cambiar en México. El presidente, Andrés Manuel López Obrador, dijo en su conferencia matutina del miércoles 22 de enero que considera la posibilidad de que el cálculo sea realizado por los ciudadanos.

Su comentario se dio tras la explicación de la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana que se decretó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el lunes 20 de enero.

“Tiene como objetivo establecer las bases para la instrumentación de acciones y programas que las dependencias de la Administración Pública Federal deberán implementar, de acuerdo a sus atribuciones, para fomentar la confianza ciudadana, otorgando beneficios y facilidades administrativas relacionadas con la actividad económica que desempeñan personas físicas y morales”, dicta la legislación.

La manera en la que operará y en la que basaría el modelo del cobro de la luz, eliminaría las visitas o inspecciones domiciliarias mediante un sistema de verificación estratégica que funciona de manera electrónica, denominado Padrón Unico de Fomento a la Confianza Ciudadana.

Ciudadanos y empresas se inscribirán al registro “manifestando bajo protesta de decir verdad que se encuentra al corriente en sus obligaciones regulatorias y fiscales”. Después, la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria de la Secretaría de Economía determinará los esquemas y programas mediante los cuales se otorgarán beneficios y facilidades administrativas. La revisiones sobre el cumplimiento de obligaciones se realizará de manera aleatoria. A través de un sorteo se verificaría que los incorporados al sistema cumplan.

En el caso del consumo de luz, los ciudadanos lo realizarían con una tarjeta “consumí esto, y de acuerdo a un tabulador, va y paga”, dijo Andrés Manuel López Obrador. Con esto se eliminarían a los inspectores que revisan el gasto de energía “que la misma gente lo haga de manera responsable, pero vamos por partes", agregó el jefe del Ejecutivo.