México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador planteó construir un monumento en el lugar de la masacre de la familia LeBarón en memoria de las víctimas, de la mujeres y de los niños, como parte de una serie de medidas en la comunidad de Bavispe “para exaltar la verdadera solidaridad por los otros”.

Durante su reunión con la comunidad de la Mora, el mandatario adelantó que volvería en aproximadamente en cuatro o seis meses.

Durante el encuentro, el presidente subrayó que “donde manda la delincuencia no hay esperanza, no brilla la esperanza”.

En su oportunidad,  Margarita Langford agradeció la presencia del mandatario en un tiempo tan difícil para la comunidad de La Mora y cuando están “quebrados” por la delincuencia; destacó que la masacre los ha dejado perdidos y destrozados, y pidió a Dios que no sea lo que defina el destino de la comunidad.