México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó tajante que en México no se construirán nuevas presas y que el proyecto de La Parota, en Guerrero, está cancelado.

Explicó que en lugar de construir nuevas presas se van actualizar las turbinas de las presas que hay para aumentar la capacidad de producción aprovechando las misma infraestructura.

Afirmó que en México no se violan los derechos humanos. Los servidores públicos tienen que garantizar los derechos humanos.

López Obrador aseguró que "no se puede hacer ninguna obra en contra de la voluntad de la gente, La Parota tiene oposición y no se va a construir esa presa, como no vamos a construir otras presas. No vamos a construir la empresa del Paso de la Reina, en Oaxaca, y tampoco en Boca del Cerro en el Usumacinta, en Chiapas". Lo única que se terminará es una ampliación en Chicoasén".

Explicó que no habrá nuevas presas porque "se van modernizar las turbinas de las presas actuales, para mejorar la capacidad de producción con turbinas modernas, aprovechando la misma infraestructura, ese es el proyecto. No es cierto que se vaya a construir nuevas presas".

Sobre amenazas a Marco Antonio Suástegui, opositor a la presa La Parota, en Guerrero, el presidente dijo que se pedirá un informe al almirante Ojeda y si le fueron amedrentar, “nosotros lo protegemos, no se violan los derechos humanos”, afirmó.