México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador propuso que el 11 de agosto se subaste la casa que era propiedad del ciudadano chino-mexicano Zhenli Ye Gon, en las Lomas de Chapultepec, donde en 2007 ocurrió uno de los más grandes decomisos de dinero en la historia reciente de México.

“Llamo a todos los ciudadanos que han hecho su riqueza con trabajo y esfuerzo, que es riqueza bien habida, no mal habida, que participen en la subasta, que nos ayuden para ver si en lugar de 100 (millones) la vendemos en 200 (millones).

"Al que la compre lo vamos a invitar a que entregue aquí el apoyo a municipios pobres, lo que salga de la subasta. De una vez les digo que lo hagamos de este domingo en ocho para que se vayan preparando y juntando su dinerito”, indicó el Ejecutivo federal en su conferencia mañanera.

López Obrador indicó que este lunes se entregará un informe sobre los bienes del ciudadano chino-mexicano con los datos de la casa, cuyo valor comercial se estima en 900 millones de pesos.

El predio consta de mil 500 metros cuadrados de construcción y mil 200 metros de terreno.

En su oportunidad el titular del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, Ricardo Rodríguez Vargas, informó que parte del dinero en efectivo y la casa decomisada al ciudadano chino tuvieron como destino el gobierno del Estado de México.

El presidente de la República comentó que esa casa fue propiedad de un político, del que no quiso dar nombre, y dijo a los representantes de los medios de comunicación que podrían hacer la investigación, y con ello lo ayudaban.

“Si no se ve mal, o sea hay que cuidar la investidura presidencial, háganlo ustedes, no va a costarles trabajo, se los aseguro. Esa casa, muy grande, según la información, era de un político, antes de ser del ciudadano chino-mexicano".

Subrayó que no todo el que tiene es malvado, y que lo que está mal es la riqueza mal habida, pero el que ha hecho su fortuna con trabajo de conformidad con la ley merece respeto.