México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), afirmó que las despensas que se reparten en algunos estados del país provienen del crimen organizado, dijo que a las personas hay que darles opciones de trabajo y bienestar para que puedan contrarrestar todo.

La afirmación de AMLO se refiere a las despensas que se reparten donde algunos grupos del crimen organizado utilizan esta estrategia que inventaron los gobierno priistas.

“Ahora ya me salieron como los que estaban antes, repartiendo frijol con gorgojo”, indicó el presidente.

En Acapulco, la presidenta municipal Adela Román Ocampo, lleva varias semanas  repartiendo miles de despensas de las que no ha aclarado cuál es el origen, cómo las adquirió, con qué recursos presupuestales, a quién las compró o si en su caso fueron entregadas por el gobierno estatal, como dijo en un comunicado.

La entrega de despensas en Acapulco está asociada a la pretensión de la alcaldesa y su grupo de asesores integrado por César Núñez, Marcial Rodríguez y Eloy Cisneros Guillén para disputarle la gubernatura al delegado único del gobierno federal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros.

En Acapulco, la repartición de despensas ha generado protestas por parte de vendedores ambulantes, y prestadores de servicios turísticos que exigen apoyos a la alcaldesa para sostenerse durante la cuarentena por la contingencia sanitaria.

En Morelos, también Cuauhtémoc Blanco se sumó a la estrategia de repartir despensas, luego de haber sido criticado por más de 200 empresarios que le recriminaron haber abandonado  a los morelenses durante esta contingencia y luego de mentir en la grabación de una promocional de televisión .

Para quitarse el golpe mediático y aminorar las críticas, el equipo del exfutbolista  tuvo la ocurrencia de que el gobernador junto con su esposa, la brasileña Natalia Rezende, salieran a regalar despensas en colonias pobres a cambio de fotografías, para una nueva campaña de imagen con el fin de rescatar de las críticas al mandatario estatal.

En la conferencia mañanera de este día, López Obrador afirmó que la entrega de despensas es parecido al huachicol:

“Es lo que pasaba con el huachicol, le dejaban a la gente algunos bidones de 20 litros y ellos se llevaban las pipas”.

Dijo que es una práctica que se da, “que no se puede evitar, llegan entregan despensas, les ponen los rostros de la organización a la que pertenecen”.

Pero expresó que “lo importante de esto es si la gente tiene opciones de trabajo y bienestar se puede contrarrestar todo esto”.

Afirmó que su gobierno continuará “ayudando a todos pero con preferencia a la gente humilde. Lo mucho o poco se va a distribuir pero siempre con justicia”.

Refirió que en el caso de la seguridad y la violencia.

“Seguimos teniendo problemas con homicidios, ni siquiera porque existe esta situación del coronavirus se han calmado. Que no vengan a decir que estamos entregando despensas”, refirió.

“Ahora ya me salieron como los que estaban antes, repartiendo frijol con gorgojo”.

Y les hizo un llamado a los criminales: “Mejor bájenle. Hay que tenerle amor a la vida, es una bendición”.