México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió al canciller Marcelo Ebrard invitar a los gobiernos de Estados Unidos y Canadá, sobre todo al primero, y a otros países, a sumarse al plan de desarrollo para Centroamérica, que permitirá atender las causas del fenómeno migratorio.

"Nosotros ya no queremos cooperación para reforzar medidas de fuerza, no queremos Plan Mérida, no queremos helicópteros artillados, no queremos ese tipo de cooperación, queremos cooperación para el desarrollo", enfatizó en la presentación del programa.

Eso es "lo que nos va a ayudar a serenar al país, a serenar a Centroamérica y a que exista paz con justicia y bienestar", expresó en conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.

Dijo que si se impulsa el plan que dio a conocer la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, se podrá atemperar el flujo migratorio con todo lo que conlleva y que implica el que se respeten los derechos humanos y que los centroamericanos y paisanos mexicanos puedan trabajar y ser felices donde nacieron y están sus costumbres.

"Lo podemos lograr porque hay, a pesar del abandono y marginación, y de los grandes y graves problemas, mucho potencial en la región, es de las más ricas del mundo", subrayó.

Precisó que el plan, que establece la estrategia de desarrollo para el sur del país y de esas naciones, coincidió con que la gente emigra por necesidad y falta de oportunidades de trabajo o por violencia, causas qué hay que atender, va al origen de lo que está provocando el fenómeno migratorio y "no hay más que la cooperación para el desarrollo".

Consideró que no se puede enfrentar el mal con el mal, la violencia con la violencia, el mal hay que enfrentarlo haciendo el bien. La paz y la tranquilidad son frutos de la justicia

Ahora, subrayó, es momento de trabajar en la aplicación del plan, se requiere de diplomacia, de convencer y persuadir, sobre todo al gobierno de Estados Unidos, para llegar a un acuerdo.

"Ya se ha avanzado, hay que reconocer que han mostrado los funcionarios del gobierno de Estados Unidos, el presidente Donald Trump, interés en escuchar este planteamiento, no se ha descartado, incluso ya hay hasta un compromiso de inversión para Centroamérica y México", mencionó.

Expuso que falta todavía llegar a la firma de un acuerdo y de esa forma, no sólo definir recursos para la aplicación de programas, sino también el rol que se va a jugar, es decir, que papel le corresponde a cada gobierno.

En ese sentido, refirió que sería extraordinaria la creación de un organismo para la aplicación de este plan, del cual podría hacerse cargo alguien parecido a Alicia Bárcena.

El titular de la SRE, Ebrard Casaubon, destacó que el plan incluye todas las facetas que deben ser tomadas en cuenta para el bienestar social de la región y Honduras, El Salvador y Guatemala, no sólo crecimiento económico sino el desarrollo social

Tras la elaboración del documento, manifestó que ahora se tiene una hoja de ruta que "tenemos que hacer en estos años para que cambie la realidad social económica del sur de México y de esos países".