México.- Este miércoles el presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió en el salón Tesorería de Palacio Nacional con su gabinete a cual reprendió por su labor en el Gobierno a 100 días de haber asumido.

Un funcionario detalló que el reclamo fue por su lentitud al ejecutar algunos programas, así como la falta de resultados en otros, los nombramientos polémicos que se han hecho tampoco los dejó pasar.

"Fue una reprimenda. Dijo que en el caso del programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, apenas van 10 mil y el objetivo es llegar a 3 millones. Dijo que de las becas de nivel básico y medio no se ha entregado ninguna", comentó el funcionario.

"Puso como ejemplo el apoyo a los discapacitados, donde se han entregado unos 500 apoyos del millón que tenemos que cubrir", dijo.

López Obrador puso énfasis en el sector salud, del que señaló "no tiene nada que informar", revelaron.

De acuerdo con los informantes, el presidente pidió a los presentes que "no les metieran goles" con nombramientos de servidores públicos con perfiles polémicos, sin preparación, con pasado oscuro o que tienen cuentas pendientes.

Y es que, se relató, el jefe del Ejecutivo federal sostiene que “él no puede defender lo indefendible ni sudar calenturas ajenas. Y hasta dijo: en las conferencias de las mañanas salen las cosas y yo no voy a andar explicando o justificando".

Además, llamó a sus colaboradores a persistir en el combate a la corrupción y realizar un esfuerzo aún más grande en materia de austeridad.

En el encuentro, López Obrador indicó que dará un informe sobre los primeros 100 días de su gestión el próximo 10 de marzo, y ha solicitado a cada integrante del Gabinete que le haga llegar a Gabriel García, coordinador General de Programas Integrales de Desarrollo, un párrafo con los principales logros de esos meses.