Ciudad de México.- A unas horas de su Segundo Informe de Gobierno, el Presidente Andrés Manuel López Obrador cuenta con el 59 por ciento de la aprobación de los mexicanos, según una encuestra publicada por el periódico El Financiero.

De acuerdo con el periodista Alejandro Moreno, la aprobación del mandatario se mantuvo estable a pesar de la crisis económica desatada por la pandemia del nuevo coronavirus. Esto se ve reflejado en la comparación de la encuesta publicada el mes anterior por el mismo medio, en la que la aprobación se encontraba en 58 por ciento.

De junio a agosto de este año, la aprobación del Jefe de Estado pasó de 56 hasta el 59 por ciento revelado en la encuesta del peródico.

Aunado a la pandemia y a temas económicos, hace unas semanas fue publicado el video de Pío López Obrador, hermano del Presidente, recibiendo supuestas aportaciones del extitular de Protección Civil, David León. Sin embargo, este tema tampoco hizo que disminuyera la medición.

Si bien la aprobación se mantuvo estable, el Jefe del Ejecutivo federal bajó en puntaje de honestidad y se ubicó por debajo del 50 por ciento al pasar de 51 a 49 por ciento, con respecto al mes anterior.

En cuanto al desempeño del Gobierno de la Cuarta Transformación, el 59 por ciento de los encuestados por El Financiero calificó como “mala o muy mala” gestión en materia de seguridad pública.

Las consideraciones negativas de los mexicanos también aumentaron en materia de economía -la cual pasó del 58 al 61 por ciento-, de 45 a 50 por ciento en materia de corrupción y de 32 a 36 por ciento en salud, según detalla Alejandro Moreno.

El ejercicio también reveló que si hoy se llevara a cabo una consulta de revocación de mandado, el 56 por ciento votaría a favor de que López Obrador continúe en el cargo, frente al 39 por ciento que no quiere que siga como Presidente.

El Financiero expuso que “este nivel de refrendo es el más bajo registrado en la serie de encuestas, iniciada en junio del año pasado”.

Sobre las investigaciones en contra de expresidentes, el 74 por ciento de los entrevistados considera que éstas deben seguir un proceso estrictamente judicial. Tan sólo el 16 por ciento de la población prefiere una consulta ciudadana.

“Sin embargo, de haber tal consulta, el 76 por ciento afirma que votaría a favor de que se investigue a los expresidentes”, según el periodista Alejandro Moreno.

Finalmente, el medio reveló que la opinión pública se mostró dividida respecto a la imparcialidad que perciben en las investigaciones de casos de corrupción, pues el 46 por ciento opina que son imparciales, mientras que otro 46 por ciento cree que tienen una motivación política.