LA COLUMNA DE OLVERA

México.- Al asumir la titularidad de la Sedeco en la Ciudad de México, Fadlala Akabani quien hasta hace poco se desempeñaba como director del Fondeso, anunció una reestructuración que permita la territorialización de las políticas públicas de la Sedeco con las alcaldías de Tláhuac, Milpa Alta y Xochimilco, a fin de superar el rezago económico que padecen.

Suerte para este funcionario que se une al proyecto de la jefa de gobierno de la Ciudad de México, ya que el proyecto se hará sin generar gastos extras. Lo importante es que este funcionario ha demostrado ser leal y seguramente se aplicará a crear un grupo que atienda los proyectos prioritarios de la ciudad, a través de relaciones interinstitucionales con otras secretarías y entidades del gobierno para atender los proyectos que se tienen en la Basílica de Guadalupe, los Dínamos, San Andrés Totolapan, Vallejo y Granjas México, todo a fin de que se generen inversiones.

El plan de Fadlala será sin duda reforzar la relación con las distintas cámaras industriales y comerciales de la Ciudad de México, así como con las asociaciones de mujeres y demás agrupaciones sociales de la ciudad, nada fácil, pero seguramente un placer para Akabani servirle a la Ciudad que lo vio nacer.

A pesar de todo es una dicha ser presidente de México: AMLO

Hoy el Presidente Andrés Manuel López Obrador otorgó a Bajo Palabra un amplio espacio para responder a esta sencilla pregunta: ¿Se arrepiente Andrés Manuel López Obrador de ser Presidente?

Le afirmamos que le tocó bailar con la más fea, es decir, llegó al cargo luego de que los sexenios pasados dejaron el país en llamas, una descomposición en donde los medios de comunicación medraban recibiendo “chayo”, etcétera.

AMLO contestó que no, que para él es una dicha enorme ser presidente de México y encabezar un movimiento de transformación.

Recordó que le está dando marcha atrás a lo que más dañaba al país, lo que se llevó a cabo en el periodo neoliberal, “todas las reformas que hicieron a la Constitución para legalizar el saqueo”.

También le pregunté qué lectura le da al hecho de que funcionarios quieren hacer proselitismo en favor de X o Y persona que aspiren a una elección popular.

Explicó que hoy tenía una reunión con los coordinadores de los programas sociales en todo el país y el tema central sería ese:

“No se metan. El que participe favoreciendo a candidatos, a partidos, el que se meta en los procesos electorales internos de los partidos, como el que está ahora llevándose a cabo en Morena, el funcionario que se meta a eso, lo primero es separarlo del cargo, pedirle su renuncia de inmediato y ponerlo a disposición de la Fiscalía Electoral”.

Sin duda otorgó a Bajo Palabra un espacio considerable y sustancioso.

Economistas busca mayor participación en la 4T

El próximo 20 de noviembre de este año, Ricardo Ramírez Brun y el diputado federal por el estado de Oaxaca, del PT, Benjamín Robles Montoya, podrían asumir la Mesa Directiva del Consejo Nacional de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana (Presidente y Vicepresidente, respetivamente), ya que además de contar con el apoyo de los agremiados del país, buscan colaborar con el gobierno federal, pero sobre todo retomar la política industrial del país, convertirse en un núcleo consultor para las políticas de México, que lleven a buen puerto las propuestas de desarrollo del Gobierno de AMLO, por ejemplo, el retorno de la democracia institucional, promoción de la innovación, y el buen gobierno, así como retomar el papel preponderante del Colegio Nacional de Economistas de México, para América y el Caribe.

Ojalá que las aspiraciones de estos candidatos sea la construcción de un nuevo modelo económico para el desarrollo, y no sólo para el crecimiento económico del México que se sigue transformando.

Kimberly-Clark recula y se queda en México

La empresa Kimberly –Clark tardó más en anunciar que dejaría de invertir en México, consecuencia de las acciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador, que recular y arrepentirse de lo dicho, porque el valor de sus acciones en la Bolsa Mexicana de Valores se venía abajo, es decir su valor por acción, lo cual dejaba en banca rota a la empresa, que sin México realmente desaparecería.

Esta revolución del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), se generó gracias a la intervención de las redes sociales, donde se planteó un bloqueo a la empresa, que consistía en dejar de comprar sus productos que se vende en todas las tiendas comerciales de este país. Horas más tarde, la empresa a través de un comunicado, anunció que se echaba para atrás, es decir, “el miedo no anda en burro”.

La decisión de quedarse se dio porque según ellos están comprometidos con el país, porque para este 2019 invertirán alrededor de 3 mil millones de pesos y que para el 2020 superarán la inversión.

Esta empresa, que genera 13 mil empleos directos e indirectos, se comprometió a seguir trabajando con los tres niveles de gobierno, bien por ello, y bien por México. El amago de su salida sólo demostró que el peso de los participantes en las redes sociales son vitales para un Gobierno que se enfrenta a una secta de poder que se niega a cambiar, a dejar de amedrentarnos y de seguir tratando a los mexicanos como seres que no piensan y no opinan.