México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que uno de sus hermanos fue hacer una gestión con el gobernador de Chihuahua y no se le recibió, no detalló cuál de sus hermanos pero tomó el caso para ejemplificar que ya no hay nepotismo.

“No llegamos aquí para hacer lo mismo que hacían los que ya se fueron”, aseveró.

El presidente volvió a leer el memorándum que envío a todas las dependencias donde se les informa y advierte sobre la prohibición y las consecuencias de cometer actos de nepotismo y tráfico de influencias.

En la conferencia de este día comentó que el gobernador de Chihuahua le dijo que fue uno de sus hermanos, “no voy a detallar eso”, “no sé no me lo dijo el gobernador, querían una entrevista con el gobernador o un funcionario”.

Dijo que el gobernador le respondió al funcionario que le avisó: “no, no tengo por qué recibirlo, ni tú tampoco”.

López Obrador reflexionó a partir de este hecho sobre la corrupción y el tráfico de influencias:  “Que quede claro, nosotros luchamos mucho tiempo contra el régimen corrupto, el régimen que destruyó en buena medida a México, sus valores, sus principios; luchamos mucho tiempo por eso”.

“Si leen mi primer libro van a encontrar esto mismo y lo escribí hace más de 30 años. No llegamos aquí para hacer lo mismo que hacían los que se fueron. Ya les he dicho que el neoliberalismo  es neoporfirismo y que la privatización que llevaron a cabo es sinónimo de corrupción, no hay duda que son muy corruptos”, afirmó.

“Esto que tenemos de protestas ahora tiene que ver con eso, no quieren dejar de robar. La corrupción es una enajenación, un problema de salud”, enfatizó.