México.- Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, planteó que se debe limpiar de corrupción las cárceles y reclusorios del país: “estamos trabajando en ese sentido para acabar con la corrupción empezando porque la autoridad ponga el ejemplo".

Indicó que había corrupción en la compra de alimentos en los reclusorios, “estamos limpiando toda la administración de reclusorios” y se va a moralizar a reclusos con grupos religiosos y artistas que promueven el arte y la cultura y aplicando la cartilla moral, planteó.

“A veces es más barato y más humano crear escuelas que cárceles. El modelo nuestro va más orientado a la prevención, sobre todo a la salud, la promoción del deporte y ejercicio. Prevenir la diabetes, enfermedades del corazón, cáncer y la hipertensión que son causas de mortalidad de más contundencia en México”, expuso el mandatario federal.

Durante la conferencia mañanera, el presidente dijo que ya le urge que salga la campaña contra las adicciones, porque le duele la drogadicción en los jóvenes, “no hay nada en la radio, no hay nada en la televisión para orientar a los jóvenes”.

“Lo que hay son series ficticias que promueven un estilo de vida que se idealizó donde los actores, todos galanes, carros último modelos, residencias, albercas, sets de oficinas públicas donde aparecen hasta presidentes, diálogos de gente bien vestida del gobierno con gente de la delincuencia, y no es ese el mundo real. Hay otra realidad, la de los jóvenes que en poco tiempo se vuelven adictos, que tienen que consumir drogas, que hacen sufrir a sus familiares y sus madres lloran, ese es el otro mundo real”.

Obrador conferencia

Obrador conferencia.

Respecto a la violencia en el país, López Obrador informó que ayer ocurrieron 68 homicidios y los estados donde han bajado las muertes violentas son Guanajuato, Jalisco Baja California, Estado de México, Veracruz. Reiteró su versión de que ha bajado la incidencia de homicidios y el robo de vehículos, sin embargo, reconoció que en los asesinatos tiene mucho que ver el llamado crimen organizado.

El presidente siguió defendiendo a funcionarios de su gabinete, y en el caso de la toma de nota de los nuevos líderes sindicales de Pemex, dijo que no se va entregar dinero a ningún líder sindical. Dijo que la instrucción al director de Pemex es que se ajuste a lo legal y actuar con austeridad y justicia en el número de comisionados sindicales. "No puede ser  que haya mil o dos mil comisionados, lo de viáticos para dirigentes no puede haber tanto dinero en eso. Hay libertad sindical", afirmó.

Obrador siguió su prédica sobre el asunto del poder donde se jactó de tener más principios e ideales que otros. “Se dice que el poder corrompe y que el poder absoluto corrompe absolutamente, siempre y cuando no haya democracia, no haya libertad. Si hay democracia y libertad nadie puede sentirse superior en la escala social”-

En otro tema, el presidente refirió que derivado de su primer infarto, le interesa que en los hospitales se salven vidas. Informó que de los 17 hospitales que ha visitado solo dos tienen equipo y medicamentos donde pueden salvar vidas de los infartados. Reiteró que tiene buena salud, que está al 100%. “Estoy muy bien”, afirmó.

Reveló que un poco lo que le angustia es el tiempo, porque está consagrado a la transformación del país,  y aseguró que no piensa reelegirse. Está ocupado, dijo, a  establecer las bases para que cambie el país.

Sobre el manejo de su seguridad dijo que hay algunos que se pasan, "que lo apachurran". Y afirmó que no usará guardaespaldas: "eso lo tengo decidido y definido, nada más pedirle a la gente que me ayude, no solo es cuidarme, es la organización, son actos donde participa mucha gente y no es fácil de abrir paso, de hacer la valla. Todo eso se tiene que ir resolviendo para evitar problemas. Hay inconformidades porque es natural pero hay respeto. Nunca me he sentido agredido". "La gente me cuida", afirmó.