México.- Para el sacerdote Alejandro Solalinde, el tiempo fue la única limitante que enfrentó el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador para sacar adelante todos los proyectos en marcha durante su primer año de gestión, dada la “herencia maldita” de administraciones pasadas.

"Lo único que veo mal, el tiempo, porque es demasiada la herencia maldita que nos dejaron para que en un año comprendamos que se puede mejorar todo”, dijo.

Añadió que “hay que analizar las cosas, hay que informarse mejor. Pienso que este México, como ha dicho el presidente, es de todas y todos, pero hay que poner lo que está de nuestra parte”.

“Lo más difícil no es superar la inseguridad, ni la corrupción ni la desigualdad ni la violencia contra las mujeres, sino cambiar nuestra mentalidad. Tenemos que reeducarnos con conciencia crítica, analítica y de acuerdo al Evangelio”, indicó.

Entrevistado en el marco del primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, el padre Solalinde resaltó que 72 por ciento en México son católicos “pero solo de nombre, porque no lo aterrizamos en nuestro compromiso social. Estamos o no con el cambio y el cambio es la Pascua”, expresó.

Sobre la marcha convocada por algunos opositores al régimen lopezobradorista, comentó: “eso me parece estupendo. Me parece increíble, que bueno que lo haya. El presidente (López Obrador) ha sido el primero en decir, qué bueno que se tenga ese derecho a expresarse“.