México.- "México está en llamas, y estas llamas no se pueden apagar con un guácala y un fuchi", expresó Juan Jesús Priego Rivera vocero de la Arquidiócesis de San Luis Potosí.

Criticó la expresión del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien en una visita a Tamaulipas se refirió con "guácala" y "fuchi" a la delincuencia que afecta al país.

Consideró que exhortar a los delincuentes a no delinquir es algo poco efectivo, ya que puede resultar más desfavorable pata la ciudadanía.

El entrevistado evitó dar una opinión sobre la inseguridad en la Zona Huasteca para no "dar una microcrónica", pues dicha problemática es una situación presente a lo largo de la República Mexicana.

Priego Rivera celebró que estudiantes de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) hayan salido a manifestarse para pedir mayor seguridad, pues es una exigencia de toda la población en general.