Ciudad de México.- La presidenta del Senado, Mónica Fernández, se reunió en privado con el presidente Andrés Manuel López Obrador para hacer un balance de las acciones alcanzadas en el segundo año de ejercicio de la LXIV Legislatura.

Desde Palacio Nacional, la senadora de Morena dijo que la charla, que duró cerca de 40 minutos, fue cordial, y reconoció el respeto entre poderes que mantuvo el Ejecutivo.

El próximo 31 de agosto concluye la presidencia de Mónica Fernández al frente del Senado y se prevé que ese día, durante una sesión, se vote a su sucesor para el ejercicio legislativo del próximo periodo que inicia el 1 de septiembre.

Por tercer año consecutivo y de manera inédita, le tocará presidir nuevamente a Morena, debido a que cuenta con la mayoría.

A pesar de que el PAN se ha colocado como la segunda fuerza, le falta un legislador para poder estar al frente de la Cámara Alta. Hasta ahora, la mayoría de Morena, e incluso la oposición, ha manifestado su apoyo al senador Eduardo Ramírez para ser el próximo presidente del Senado.