México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador estaría preparando medidas especiales para bajar el precio del diésel y gasolinas dado que las condiciones de mercado son las adecuadas para ello.

El desabasto de combustible que se experimenta en algunas zonas del país obligaría al mandatario a anunciar en los próximos días la reducción en el precio para reconciliarse con los ciudadanos de aquellas entidades.

En estos momentos sería factible una reducción sin afectar la recaudación del Impuesto Especial sobre la Producción y Servicios (IEPS), ya que el precio internacional de la gasolina ha bajado en los últimos meses, y México importa la mayoría del combustible que consume.

Adicionalmente, el dólar se encuentra a la baja y las medidas de combate frontal al robo de combustible están generando ahorros millonarios al gobierno, lo que da a la federación más ventajas para actuar.

Petróleos Mexicanos (Pemex) podría reducir el precio al que vende la gasolina a los expendedores hasta dos pesos por litro, lo que al final resultaría en un menor precio para el consumidor final.