México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que las conferencias mañaneras tienen el propósito de ir contrarrestando la campaña de desinformación y de distorsiones. “Millones de mexicanos están pendientes de la conferencia de salud. Muy seria”, afirmó.

En la conferencia de este día en Palacio Nacional, aseguró que “la mayoría de los medios no están ayudando a informar. Se dedican a desinformar”.

Puso de ejemplo el caso de un columnista de El Universal que dijo que el IMSS había comprado guantes de cocina y “eso no es cierto”.

“Solo se dedican a buscar las podridas”, afirmó.

Pidió a la gente que no se deje manipular.

“En el fondo hay un interés obsesivo de estos medios por mantener el régimen de corrupción que había”, enfatizó.

“No hacen señalamiento, ni críticas constructivas, sino ataques. Pero la gente quiere el cambio por eso votó”, señaló.

No solo el gobierno pagaba a medios

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que "no solo el gobierno daba moches a los medios convencionales para tener control de los medios de comunicación y destacados columnistas, sino también las empresas.

“Eran también los grupos que se dedicaban a saquear, y tenían el apoyo de los medios".

Puso como ejemplo la venta de medicinas: "se compraban 100 mil millones y solo 3 empresas vendían 70 mil millones de pesos al gobierno". Dio a entender que esas empresas también daban “moches” a las empresas para controlarlos.

Se excusó al decir que 'si hablo así que no se entienda que estoy en contra de la libertad de expresión, no, no es así, pero tengo derecho de réplica".

Comité rapaz

“Imaginen si los conservadores se imponen, regresaríamos a vivir eternamente la peste de la  corrupción”. “Les conviene a ellos que el gobierno fuera un comité rapaz”.

“Afortunadamente, como decía Juárez, eso es moralmente imposible y el pueblo ha está vacunado contra la corrupción”, comentó.

AMLO volvió a cargarla contra el periódico El universal del que dijo “está constantemente haciendo campaña de desinformación”.

En el caso del coronavirus, aseguró que “vamos bien, aunque todavía no es el momento de hacer el análisis y la reflexión, pero esto pasará”.

“No es tiempo para la depresión y la flaqueza, sino de la entereza”, recomendó.

“Por eso, por más campañas amarillistas, no van a poder, no pasarán nuestros adversarios con sus voceros, no pasarán”.

El presidente pidió que “ojalá rectificaran y cuando menos por esta emergencia sanitaria hicieran una tregua”.

“No están actuando con humanismos, no todos, pero están en temporadas de zopilotes”.

Dijo que “vamos bien y estamos trabajando en cooperación con las autoridades sanitarias estatales”.

Indicó que “tenemos las camas, ventiladores y personal médico que se necesita y vamos a tener más”.

Aseguró que se está “en condiciones de tener 8 mil camas y vamos a tener más. Esta información es para la gente porque está muy difícil convencer a los conservadores”.

Comentó que más de la mitad de la población están guardadas. Sobre todo están en sus  casas los adultos mayores y están siendo apachados por sus hijos.

También aseveró que “no hay problema de abastos de alimentos. Está garantizado todo el abasto de alimentos”.

“Antes siempre había manifestaciones de los campesinos, ahora no la hay y agradezco mucho que sea así”. “Tengo el apoyo de  los productores de cerdo, de pollo”, afirmó.