#Guerrero

AMLO, único candidato hasta hoy para presea Sentimientos de la Nación

Vicario Castrejón precisó que la convocatoria cierra el 3 de septiembre y serán los diputados de la próxima legislatura quienes habrán de dictaminar.

Por Luis Jijón León, 2018-08-16 19:30

Chilpancingo, Guerrero.- A 14 días de que el Congreso local abrió la convocatoria para recibir la Presea Sentimientos de la Nación, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador es el único candidato propuesto a recibir dicho galardón.

Consultado vía telefónica este jueves, el presidente de la Comisión Especial, encargada de expedir y dictaminar sobre las candidaturas que se presentan para recibir la presea, Héctor Vicario Castrejón dijo que hasta el momento el único aspirante que han registrado para recibir la presea es el presidente electo, propuesto por la diputada local de Morena, María de Jesús Cisneros Martínez el 9 de agosto.

Vicario Castrejón precisó que la convocatoria cierra el 3 de septiembre y serán los diputados de la próxima legislatura quienes habrán de dictaminar y aprobar a quién le entregarán la presea.

La presea Sentimientos de la Nación es entregada por el Congreso local cada 13 de septiembre, a personalidades nacionales o extranjeras que “sean dignos de portar dicho reconocimiento como son: la lucha por la paz, la democracia, la defensa de los derechos humanos y, en general, a los más altos valores de la humanidad”, indica la convocatoria.

El año pasado la presea fue otorgada a la secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena Ibarra, siendo recibida por su hijo, Eduardo de la Torre Bárcena. En 2016 el Congreso local la entregó al historiador, Enrique Krauze Kleinbort.

La convocatoria abrió el 2 de agosto y cerrará hasta el 03 de septiembre.

#Guerrero

PRD hereda a Morena gobierno de Acapulco infiltrado por el crimen

Para gobernar, los alcaldes han cedido espacios de control a la delincuencia. ¿Cómo lidiará la alcaldesa de Morena con el crimen?

Por Carlos Nava, 2018-09-20 13:46

Acapulco.-Falta poco más de una semana para que el nuevo gobierno municipal de Acapulco que ganó Morena en la pasada elección, asuma el encargo ciudadano. La administración saliente del perredista Evodio Velázquez, pese a todo lo que intenta argumentar, deja un gobierno municipal con una deuda pública igual o superior a como la recibió, sumado a una inseguridad creciente y también, lo que es peor, a la infiltración del crimen en espacios del ayuntamiento.

En estas circunstancias, el panorama que espera a la nueva administración municipal de Acapulco no es alentador, pese a la disposición de las nuevas políticas federales que impulsará el presidente Andrés Manuel López Obrador, el problema seguirá siendo cómo lidiar con la influencia de la criminalidad que exige cada vez mayor control de espacios de gobierno usando los recursos a su disposición.

De esta manera, cualquier acto de gobierno que beneficie a los ciudadanos, es visto por los grupos criminales como desplazamiento de sus zonas de interés y de explotación. Ese es el caso de áreas específicas del ayuntamiento como lo es reglamentos y espectáculos, vía pública, mercados, obra pública, policías y tránsito, catastro, por mencionar algunas donde más se percibe la influencia del crimen.

Así, un tema que no se toca, pero está en el fondo de las decisiones del nuevo gobierno, es ¿cómo está lidiando la nueva alcaldesa con la criminalidad a la hora de decidir por los nombramientos de su futuro gabinete? De estos acuerdos dependerá en mayor parte el desarrollo y el hacer de la nueva administración municipal.

Para nadie es secreto en Acapulco que desde el gobierno de Félix Salgado, los alcaldes han tenido que ceder espacios de control a la criminalidad. Con Salgado, toda la policía fue comprometida, pero el caso más ostensible ocurrió durante el gobierno del priista Manuel Añorve quien entregó prácticamente control absoluto de zonas del municipio a personeros de la delincuencia. Hasta la fecha, el zócalo de Acapulco, donde la atmósfera de inseguridad es terrible, sigue en poder de estos grupos, y es muy poco probable que esa situación cambie con el nuevo gobierno, pues ninguna referencia a estos problemas ha hecho la nueva munícipe. No hay planes de ningún tipo.

En las circunstancias en que deja el gobierno el PRD, Acapulco no pertenece a los ciudadanos. Para sobrevivir a las inclemencias del crimen, Evodio Velázquez tuvo que pactar con uno y con otro “empresario” personero del crimen. Varios de sus funcionarios menores fueron asesinados durante el trayecto para forzar reacomodos. Sin embargo, Evodio heredero de una larga tradición de amistades inconfesables y proclive a la corrupción, cedió a las presiones por una muy buena razón, su propia vida.

Un gobierno de Acapulco sitiado por los grupos criminales que se disputan esta zona, y no tanto la deuda pública y la corrupción, es lo que realmente le hereda el gobierno del PRD a Morena. Las condiciones decadentes en las que se encuentra Acapulco, no tienen otro origen que no sea esta relación gobierno-delincuencia. Las atmósferas de inseguridad y de violencia que permean a Acapulco no son un mero asunto de percepción, son parte de la realidad que define ya a este puerto turístico, y no hay nuevos planes de contingencia, ni análisis inteligentes para hacerle frente. El crimen vive de la decadencia, de ahí que zonas como el Acapulco tradicional, por mencionar sólo la zona turística, estén por completo en manos del crimen que las ha convertido en zonas decadentes y socialmente vulnerables, pero lo mismo ocurre con el ayuntamiento de Acapulco a cargo de gobiernos decadentes.

En resumen, el problema real de Acapulco no es tanto por el lado del enorme desfalco que deja una administración, por el robo en despoblado que hizo el perredista Evodio quien intentará recurrir a cualquier método para librar la cárcel, el verdadero problema que enfrenta la nueva alcaldesa es cómo liberarse de la influencia y control del crimen infiltrado en el gobierno municipal, Evodio no lo logró, por eso los resultados decadentes de su gobierno.

#Guerrero

Va Adela Román a reunión con Astudillo por tercera ocasión

Anuncia el gobernador un recorrido por los principales municipios a partir del día 30.

Por Alejandro Ortiz, 2018-09-20 13:12

Guerrero.- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores anunció una nueva reunión con la alcaldesa electa de Acapulco, Adela Román Ocampo, única alcalde electa de Morena con la que el mandatario ha sostenido varios encuentros.

En entrevista, luego de un evento en Casa Guerrero, Astudillo informó que hoy aproximadamente a la 1:30 de la tarde sostendría un nuevo encuentro con la presidenta electa del partido Morena en Acapulco.

Ésta sería la tercera ocasión en que Román Ocampo y el gobernador se reúnen, se destaca que ha sido la única presidenta electa del partido Morena que ha tenido encuentros con el mandatario priista.

“Voy a reunirme hoy con Adela Román a la una y media en Acapulco, para programar también acciones buenas, positivas para Acapulco. Voy a estar también en las tomas de protesta de Taxco, de Iguala, de Zihuatanejo, de Chilpancingo. Vamos a hacer un recorrido el día 30 por los principales municipios”, anunció el gobernador.

Héctor Astudillo también tuvo esta mañana un encuentro con el alcalde electo de Chilpancingo, el perredista Antonio Gaspar Beltrán, con quienes hablaron sobre algunos de los temas más importantes para la capital, como la recolección de basura y seguridad, entre otros.

Minutos más tarde, en entrevista, el gobernador habló sobre la petición que hizo Adela Román, respecto a que las participaciones federales fueran entregadas directamente al ayuntamiento de Acapulco.

“Es un tema que está en todos los que van a entrar y a salir (alcaldes), yo he dado instrucción al secretario de Finanzas para que haga la contabilización de las entregas”, explicó el gobernador, concluyendo que se analizará la posibilidad de entregar las participaciones federales directamente a Acapulco.

#Guerrero

Diputados locales guardan minuto de silencio por víctimas de sismos

Protección Civil estatal informó que en el megasimulacro participaron un millón 900 mil personas y se recordó a los caídos en sismos de 1985 y 2017.

Por Redacción, 2018-09-20 12:49

Chilpancingo, Guerrero.- Diputados del Congreso local guardaron un minuto de silencio por las víctimas que dejaron los sismos del 19 de septiembre de 1985 y 2017.

En la sesión que se realiza este jueves, el diputado priista Omar Jalil Flores Majul propuso ante el pleno guardar un minuto de silencio por las más de 300 víctimas que dejó en el país el sismo del año pasado, entre ellos 19 niños del Colegio Enrique Rébsamen en la Ciudad de México.

Ayer previo al simulacro nacional, se registró un sismo con epicentro en Acapulco de magnitud 4.3 el cual no dejó daños, sólo la evacuación de turistas y empleados de oficinas de gobierno y establecimientos.

De acuerdo con Protección Civil (PC) del estado en el simulacro participaron 1 millón 900 mil personas y se recordó a los caídos en los sismos de 1985 y 2017.