México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador arrancó la primer conferencia mañanera de 2020 afirmando que “estamos absolutamente seguros que nos va ir bien este año, porque ya se establecieron las bases para la trasformación. El esquema, la estrategia que estamos aplicando funciona. En 2019 se avanzó mucho en definir una política económica en beneficio de los mexicanos, nos importa el crecimiento pero más el desarrollo económico. Queremos que haya progreso con justicia”. Afirmó.

En la conferencia matutina, la primera de 2020, López Obrador dijo que tiene como desafío serenar el país, parar la violencia que se inició cuando se declaró la guerra al crimen organizado, toda la descomposición del periodo neoliberal, reiteró. La situación de enfrentamientos y violencia no se da en todo el país, los homicidios, el 80 por ciento, se concentran básicamente en diez estados, ahí se está dando atención especial, informó.

“El poder no está en los palacios ni en las oficinas públicas, el poder está en las casas en donde vive la gente.  Se demostró que si se logra liberar fondos, si no hay excesos, lujos, aviones, sueldos elevados, ni privilegios, se ahorra mucho dinero”, expresó.

“También se demostró que no hace falta incrementar impuestos, ni endeudar al país, ni aumentar gasolina, ni gas y este año tampoco va aumentar la deuda pública. También se ha frenado la corrupción y tiene que ver con el mal gobierno y políticos corruptos,  quedó demostrado también que debe eliminarse los lujos en gobierno”, aseguró.

Tenemos confianza de que vamos a serenar el país porque no se va a permitir el contubernio, que se unan autoridades con delincuentes, en eso finco mi optimismo, en que va haber bienestar, vamos a dar atención a la violencia y no permitir el contubernio.

Les deseo lo mejor este año, vamos a seguir dando un buen ejemplo, un recto proceder en las acciones de los servidores públicos, vamos a seguir predicando con el ejemplo y desear a todos los mexicanos que nos vaya muy bien.

El presidente indicó que no se puede perder el tiempo y se debe entregar en cuerpo y alma a esta noble causa que es  rescatar al país, que todos ayudemos a empujar al elefante. Consumar la transformación.

Sobre el caso de Bolivia señaló que va estar informando el canciller Marcelo Ebrard, la instrucción que se tiene es que se haga valer el derecho de asilo, no podemos flaquear que se abandone el derecho de proteger a perseguidos políticos. El derecho de asilo para México es sagrado.

El Ejecutivo federal también reconoció la labor de la embajadora en Bolivia y dijo que está muy orgulloso del desempeño que tuvo.

Sobre la oposición de los zapatistas al tren maya, dijo que no tienen toda la información, que no se va afectar en nada, se está beneficiando a los pueblos indígenas como nunca se ha hecho. Antes se respetaba al indígena muerto, hasta se le utilizaba. Ahora se puede decir que las comunidades indígenas están recibiendo apoyo como nunca.

"Nosotros somos pacifistas, somos partidarios de la no violencia". Se puede lograr la transformación sin violencia. "Esto tiene muy molesto a los conservadores", enfatizó.

Obrador mandó un mensaje a los zapatistas al señalar que solo se la pasan administrando la miseria, y haciendo análisis profundos sobre el autoritarismo, "y eso tampoco tan profundos, ni tan frecuentes porque ya están en otras cosas". Muchos se dedican a hacer análisis de la realidad pero no a trasformarla.

Reiteró que no habrá aumento de precios, no hay aumentos en el gas, en la gasolina, en los impuestos, "ya no hay eso ni lo habrá en todo el año. Por primera vez en muchos años no aumenta la deuda".