La Secretaría de Salud en Guerrero, amplió la veda de moluscos bivalvos en municipios de la Costa Chica y Costa Grande al detectar altos niveles de saxitoxinas por presencia de marea roja.

El titular de Salud en el estado, Carlos de la Piña Pintos informó que la veda de moluscos se mantiene en Acapulco y las medidas sanitarias de extracción de mariscos de concha se amplía hasta la Costa Chica y Costa Grande.

Explicó que en la región de la Costa Grande la veda se extendió hasta los poblados costeros del municipio de Tecpan de Galeana.

“Hoy el monitoreo arrojó que los niveles de saxitoxinas es de 570 a 856 microgramos por cada 100 gramos de carne en la región de la Costa Grande y en el municipio de Copala por ejemplo en la Costa Chica encontramos 362 microgamos y en Acapulco entre 420 y 858 microgramos de toxicidad”.

Comentó que la veda se debe a la presencia de marea roja por la liberación de micro algas que producen saxitoxina.

Pidió a los turistas y guerrerenses no consumir moluscos bivalvos como ostión, almeja, callo de hacha y mejillón.

Reconoció que la vigilancia de moluscos bivalvos en la región de la Costa Chica y Costa Grande será difícil pero llamó a los cooperativas que extraen el molusco que se abstengan de vender para evitar intoxicación o hasta la muerte.

De la Peña Pintos, dijo que la Subsecretaría de Regulación Sanitaria ya notificó a los municipios de la Costa Grande hasta Tecpan de Galeana y Costa Chica en todos su litoral a no vender ni extraer moluscos bivalvos por la veda.

Dijo que tan sólo en el poblado de Cayaquito, que pertenece la comunidad de Papanoa, del municipio de Tecpan de Galeana se encontró 858 microgramos de toxicidad.