México, Notimex.-Un boletín especial del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) advirtió hoy sobre la inminencia de la primera tormenta tropical de la temporada atlántica 2019, que se denominaría Andrea.

El sistema de baja presión está a unos cientos de kilómetros al suroeste de las Bermudas, añadió el organismo. La agencia dijo que el sistema, denominado "Perturbación 1", tiene un 70 por ciento de posibilidades de convertirse en tormenta tropical en las próximas 48 horas, debido a que la lluvia y las tormentas eléctricas dentro del sistema están "mostrando signos de organización".

Si los vientos alcanzan los 60 kilómetros por hora o más, la tormenta joven se llamaría Andrea, el primer nombre en la lista de 2019 que la Organización Meteorológica Mundial elaboró para designar los meteoros de este año.

"Un avión de reconocimiento de la Reserva de la Fuerza Aérea se encuentra actualmente en camino para investigar la perturbación", dijo el NHC, al precisar que la tormenta probablemente se desarrollará el miércoles, ya que se topa con un frente frío sobre el océano.

La "Perturbación 1" llamó la atención, al obligar a la agencia meteorológica a emitir una alerta especial durante el fin de semana, unas dos semanas antes de que comience oficialmente la temporada de huracanes el 1 de junio. El sistema podría convertirse en "un ciclón subtropical o tropical de corta vida más tarde hoy o esta noche", alertó el NHC, con sede en Miami.

A pesar de las expectativas de que la tormenta se desvanezca a medida que avanza hacia el norte y el noreste, el Centro aconsejó a las personas en Bermudas que vigilen el sistema. No es raro que una tormenta con nombre se forme antes de la temporada de huracanes, que se extiende del 1 de junio al 30 de noviembre.

La primera tormenta con nombre del año pasado fue Alberto, que se formó en el Golfo de México el 25 de mayo, y golpeó Florida el Día de los Caídos, con lluvias torrenciales y vientos que superaron los 100 kilómetros por hora.

A pesar de ese inicio temprano, el primer huracán de 2018 no se formó hasta principios de julio, cuando Beryl tomó forma en el extremo oriental del Mar Caribe. La actual perturbación también se está desarrollando antes de que el NHC haya tenido la oportunidad de dar a conocer su pronóstico para la temporada 2019 del Atlántico, que está programado para salir el jueves.