México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que es tiempo de cambiar el modelo económico neoliberal que se impuso durante décadas en América Latina y el mundo, y que resultó un rotundo fracaso, pues los países que no lo han hecho actualmente enfrentan problemas con sus pueblos.

“Los gobiernos que no llevan a cabo cambios y siguen con las mismas políticas, enfrentan problemas con sus pueblos, porque ya la gente no quiere más sacrificios solo para el beneficio de minorías”, sostuvo en conferencia de prensa, donde se le preguntó su opinión sobre la situación en países como Chile, Ecuador y Bolivia.

El mandatario mexicano agregó que la política privatizadora fue un fracaso que solo benefició a unos cuantos y empobreció a millones de personas en diversas partes del mundo, “por eso los movimientos de rebeldía de inconformidad” en países de Latinoamérica. "Sería temerario sostener a sangre y fuego esas medidas".

Tras considerar que afortunadamente los gobiernos han comenzado a entender y aceptar que es necesario modificar esa política, confió en que los cambios continúen porque de esa manera se logra el desarrollo, el bienestar y la paz social, al tiempo que pidió a los organismos financieros internacionales no imponer a los países políticas antipopulares.

“Es una opinión general, respetuosa; yo creo que es tiempo de cambiar el modelo económico que se impuso durante décadas para pueblos y gobiernos de América Latina y del mundo. Está agotado el llamado modelo económico neoliberal, ha resultado un fracaso”, expuso el presidente mexicano.

Afirmó que ya no se puede aplicar esa política, por el contrario se tiene que hacer a un lado y calificó como un acto de honestidad y rectificación las disculpas que ofreció a sus compatriotas su homólogo de Chile, Sebastían Piñera.

“Yo espero que estos cambios se sigan llevando a cabo porque de esa manera se logra el desarrollo, el bienestar y lo más preciado, la paz. Ya hay una actitud distinta en los organismos financieros internacionales, pero todavía hay resistencias, como en todo”, sostuvo.

López Obrador consideró que estos mismos organismos deben dar un informe “con mucha objetividad sobre el fracaso del modelo que impusieron durante mucho tiempo, una autocrítica, no caer en la autocomplacencia y seguir rectificando, y cambiar ya esa política y poner por delante el bienestar de la gente, la felicidad del pueblo”.

El titular del Ejecutivo Federal dijo que en cambio en México, “el pueblo sabio supo entender que era el momento de cambiar esa política y eso lo expresó el año pasado en las urnas de manera masiva”.

Indicó que después de esa elección en la cual fue electo, se lleva a cabo una transformación en forma pacífica y se está demostrando que se puede llevar a la práctica una política diferente.

“Sí es posible llevar a los hechos una política que tome en cuenta a todos los mexicanos, que el gobierno no sea faccioso, que el gobierno no esté al servicio de grupos de intereses creados, el gobierno represente a todos y que se ponga por delante el bienestar del pueblo. Eso es lo que la gobernabilidad, eso es lo que permite la paz social”, destacó.