México.- Durante un encuentro que sostuvo en el municipio de Cerritos, en el estado de San Luis Potosí, el presidente de la República, AMLO dio a conocer que no todos las trabajos construcción de hospitales inconclusos, que fueron dejados así por el gobierno anterior, se concluirán durante su administración.

Así lo refirió Andrés Manuel López Obrador al señalar que varios de las obras de infraestructura de nosocomios, clínicas y centros de salud iniciados en el sexenio previo, pasarán a formar parte de lo que denominó como el “cementerio de la corrupción”.

De acuerdo a lo indicado por el titular del Ejecutivo federal, las obras en cuestión no serán retomadas toda vez que se determinó no meter “dinero bueno al malo”, ademas de que en seguimiento de sus principios de austeridad, no se derrochará el presupuesto.

Se trata de cerca de 300 obras inconclusas

De la misma forma, detalló que se trata de cerca de 300 casos en diferentes puntos del país, donde se dejó “un tiradero de obras”, por lo cual expuso que se llevará a cabo un proceso de revisión a detalle para determinar en cuáles serán retomadas y concluidas.

Y añadió que no todas las obras en proceso y que actualmente se encuentran en estado de abandono, serán retomadas para que se terminen, con la intención de “cuidar el presupuesto”.