México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador detalló que en la reunión con la familia LeBarón explicó que las autoridades no se quedaron paralizadas ante el asesinato de nueve de sus integrantes y reconoció que están en su derecho de exigir justicia, pues su gobierno está obligado a dar resultados.

Luego de que el lunes el Presidente recibió a más de 30 integrantes de la familia LeBarón en Palacio Nacional, esta mañana destacó que pese “a lo que podían esperar nuestros adversaros” fue un encuentro de respeto y comprensión de ambas partes.

“Se dio en un ambiente de mucho respeto y comprensión; por parte de nosotros por su dolor, por lo que implicó este lamentable hecho, y al mismo tiempo ellos actuaron con respeto hacia nosotros.

“Se les informó cómo se está avanzando en la investigación, desde lo que se hizo en las primeras horas porque a lo mejor se pensó que nos quedamos paralizados, pero no fue así, todo se informó y vamos a continuar para que se esclarezcan los hechos por completo y se haga justicia. Fue una relación de mucho respeto y se aclararon cosas porque ellos lo que piden es que haya justicia y están llenos de dolor y tiene todo su derecho, y nosotros tenemos obligación de dar resultados”, dijo en conferencia matutina.

López Obrador agregó que su gobierno “está obligado” a garantizar la seguridad de estas familias porque “son mexicanos y ellos se sienten orgullosos de ser mexicanos”, y dijo aun con la polarización que ha desatado el caso y las peticiones de los familiares “son gente buena, respetuosa y religiosa”.

Como ya lo habían informado los LeBarón y el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, al término de la reunión del lunes, el Presidente confirmó que se acordó una próxima reunión en enero, y aseguró que serán ellos quienes decidan si quieren que las autoridades se trasladen a Bavispe, Sonora, para este encuentro o será nuevamente en Ciudad de México.