México.-Angélica María apagará hoy 75 velitas en su pastel de cumpleaños al lado de su familia; al echar un vistazo al camino recorrido, la Novia de México sólo puede encontrar “una vida llena de amor y trabajo”.

Sin embargo, hay algo que hoy le preocupa.

“Tener buenas oportunidades. Para la gente mayor no hay muchos planes en las empresas, así que lo veo difícil pero con muchas esperanzas”.

Angélica María Hartman Ortiz comenzó su camino por el mundo del espectáculo a los seis años, cuando su tía Yolanda Ortiz la llevó a una fiesta donde se encontraba el productor Gregorio Wallerstein, quien le comentó que buscaba a un niño para su siguiente película, rápidamente Angélica pidió que le cortaran el cabello, fue así que consiguió su primer papel en el filme Pecado, interpretando a un niño.

De ahí le siguieron 63 películas y recientemente prestó su voz al personaje de la abuela en la película Coco (2017) de Disney.

Con más de seis décadas de carrera, Angélica se mantiene vigente.

“Sostenerse es muy difícil, pero el público me ha sostenido siempre, teniéndome en un lugar muy especial”, comenta la intérprete, quien el 1 de septiembre pasado cerró la gira Los grandes del rock, con Julissa, Benny Ibarra, Roberto Jordán, César Costa y Enrique Guzmán.

Ya sea produciento y actuando en teatro, en una telenovela como fue La fea más bella (2006) o cantando, la actriz disfruta compartir el escenario con su hija Angélica Vale.

“Ella es lo mejor y lo más maravilloso que me pudo suceder”, expresa la cantante.

Ahora comparten el amor a los nietos e hijos de Angélica: Angélica y Daniel.

“Mis nietos vinieron a darme energía, ganas de seguir adelante, y una inigualable felicidad”.