#A sangre fría

Ante inseguridad se duplican «justicieros»; matan a ladrón en Edomex

En días recientes, un par de casos en que las víctimas de le dispararon a sus asaltantes resonaron en los medios.

Por Redacción, 2019-08-21 12:06

México.-En días recientes, un par de casos de conductores que eran víctimas de un asalto y reaccionaron en contra de los ladrones de forma violenta tomaron relevancia en los medios. En ambas situaciones, los civiles sacaron un arma y dispararon en contra de los asaltantes.

Estos hechos podrían hallar su origen en la percepción generalizada de inseguridad, desconfianza y «lejanía» de la autoridades y a la forma en que trabajan respecto a la sociedad mexicana, según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Uno de los casos sucedió en la comunidad de San Cristóbal Tecolit, en Zicantepec, Estado de México, cuando un presunto asaltante fue abatido con un tiro en la cabeza por otro hombre a quien intentaba quitarle su camioneta.

Una cámara de seguridad de un negocio cercano al lugar en donde sucedieron los hechos captó el momento en que el supuesto dueño de la camioneta Chevrolet color negra enfrenta a los ladrones y dispara en su contra mientras estos intentaban escapar.

El hombre que logró conectar un tiro en la cabeza de uno de los presuntos delincuentes quedó en calidad de detenido y aún no se ha determinado su situación jurídica, mientras que el asaltante fue trasladado por paramédicos de Protección Civil a un hospital en estado grave.

De acuerdo con un reporte de la CNDH en donde se alerta sobre las acciones que la sociedad ha emprendido para hacer justicia por propia mano señala que el hartazgo se ha orientado hacia acciones violentas en contra de aquellos que suponen un daño para su comunidad.

«La falta reiterada de cumplimiento y aplicación de la ley, así como la incapacidad de las distintas instancias de seguridad pública han propiciado que se canalice el hartazgo e impotencia de una realidad que vulnera y lastima, para que las personas incurran en acciones violentas en contra de quienes cometen delitos en su contra o de la comunidad a la que pertenecen».

El segundo caso sucedió en Ciudad de México el 19 de agosto, cuando un presunto ladrón fue abatido con al menos dos tiros por parte de su víctima al intentar robarle su camioneta en la colonia Peñón de los Baños, en la alcaldía Venustiano Carranza.

En un video difundido por el periódico El Gráfico, se muestra el momento en el que el supuesto delincuente camina por la calle, se acerca a la ventanilla del conductor del vehículo estacionado y después de varios segundos, este último avanza, con lo cual se puede ver al presunto delincuente tendido sobre la calle.

Según la psicóloga del Instituto Republicano Internacional en México, Martha Angélica Gálica, este tipo de medidas «obedecen a reacciones psicológicas de protección y no quiere decir que las sociedades se estén volviendo salvajes».

A diario, los feminicidios son una constante en las noticias de la prensa nacional y ante la impunidad en las investigaciones de los casos, las comunidades desesperadas han optado por hacer justicia por mano propia.

En 2018, un grupo de pobladores en Chilchotla, Puebla, linchó a un hombre tras acusarlo de haber asesinado a su esposa. El cuerpo de la mujer fue encontrado en un terreno baldío, presentaba una herida hecha con arma blanca.

El crimen desató el enojo de la muchedumbre, que detuvo a la pareja de la víctima y lo golpeó brutalmente con el objetivo de que confesara el crimen. Luego le rociaron gasolina y le prendieron fuego. Al lugar acudieron autoridades locales, sin embargo, al encontrarse con una multitud enardecida, armada con palos y machetes, desistieron en su intento por liberarlo.

Sobre estas reacciones, la CNDH contabilizó 67 casos en los primeros cinco meses del 2019 y señaló que son una muestra de la «falta de capacidades del Estado para mantener el monopolio legítimo de la fuerza, el control sobre el territorio y para garantizar la aplicación de la ley y la seguridad de la población».

#A sangre fría

La Peque, sanguinaria sicaria que tenía sexo con cadáveres

Juana declaró que le gustaba tener sexo con los decapitados, usaba partes de sus cuerpos para darse placer.

Por Redacción, 2019-09-23 18:59

México.- La Peque es una de las mujeres más peligrosas de México y del mundo, decapitaba a sus víctimas, tenía relaciones con sus cuerpos mutilados y se bañaba con su sangre.

Juana, alias «La Peque» quedó embarazada a los 15 años de edad y recurrió a la prostitución para mantener a su hijo antes de convertirse en una de las mujeres más peligrosas del narcotráfico, confesó a detalle los crímenes y las atrocidades que hacía con los cadáveres.

Paso de ser sexo servidora a prestar su servicio de halconeo y espionaje para terminar siendo sicaria, era la encargada de las decapitaciones y mutilaciones corporales, entre sus espeluznante revelaciones, Juana declaró que le gustaba tener sexo con los decapitados, usaba partes de sus cuerpos para darse placer y que además de asesinar a sus víctimas, se bañaba con su sangre y la bebía aún estando caliente.

Juana posaba con su cabello rojo con una ametralladora para fotografías cuando tenía 20 años de edad.

A pesar de tener una cara inocente, La Peque en realidad es una de las mujeres más peligrosas de México y del mundo, una asesina que se le atribuyen cinco asesinatos de hombres y luego beber su sangre caliente para luego tener relaciones sexuales con sus cuerpos decapitados.

La Peque es una de las mujeres asesinas que estuvo involucrada en las brutales guerras de drogas en México, que han dejado más de 115 mil personas muertas entre los años 2008 y 2018.

Juana nació en Hidalgo, cerca de la CDMX y fue reclutada por el cártel de Los Zetas después del asesinato de su hermana mientras trabajaba como sexo servidora.

Se convirtió en una de las asesinas más temidas de la pandilla, fue arrestada en el 2016, cuando confesó sus terribles crímenes.

En ese entonces tenía 28 años, dijo que desde que era niña era rebelde y luego se volvió adicta a las drogas y al alcohol.

Embarazada a los 15 años de edad, recurrió a la prostitución para mantener a su hijo antes de convertirse en vigilante y luego sicaria de Los Zetas.

Algo preocupante en México, ya que los cárteles cada vez están reclutando más niños de edades entre siete y nueve años de edad.

#A sangre fría

Descubren 67 empaques de cocaína en el drenaje del AICM

La policía Federal detalló que como al hacer registro de rutina en el drenaje del AICM, los agentes detectaron los envoltorios de alcaloide.

Por Redacción, 2019-09-23 18:25

México.- Elementos de la Policía Federal informaron sobre el hallazgo de 67 envoltorios con aparente cocaína en el drenaje del Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM).

A través de su cuenta de Twitter, la corporación detalló que como parte de una inspección en los registros de drenaje del AICM, los agentes detectaron los envoltorios de alcaloide.

La PF indicó que los trabajos se realizaron con el apoyo de una empresa especializada en desazolve de tuberías.

Un reporte de la Policía Federal confirmó que si bien hay aseguramientos, estos son solo una pequeña muestra de lo que en realidad se mueve en los vuelos comerciales y en las terminales aéreas.

#A sangre fría

Giran órdenes de aprehensión por presunta ejecución en Tamaulipas

El agente del Ministerio Público aportó los elementos de prueba suficientes para girar las órdenes de aprehensión.

Por Redacción, 2019-09-23 17:35

México.- La Procuraduría General del Estado de Tamaulipas informó que se giraron órdenes de aprehensión contra siete personas presuntamente relacionadas con la ejecución extrajudicial de ocho personas en Nuevo Laredo.

En un comunicado, la dependencia detalló que el agente del Ministerio Público aportó los elementos de prueba suficientes para girar las órdenes de aprehensión.

Detalló que las órdenes se giraron contra José ’N’, Guadalupe ‘N’, Juan ‘N’, Edith ‘N’, Concepción ‘N’, Francisco ‘N’ y Urbina ‘N’ por los delitos de homicidio calificado, abuso de autoridad, falsedad en informes dados a una autoridad y allanamiento de morada.

El 5 de septiembre, la Policía Estatal informó que ocho integrantes de la célula criminal La tropa del infierno fueron abatidos tras un enfrentamiento; sin embargo, el Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo acusó que las personas eran inocentes y que fueron ejecutadas extrajudicialmente.