México.- Médicos de consultorios de farmacia recetan antibióticos que no se requieren a 90 por ciento de pacientes con enfermedades respiratorias, y a 80 por ciento de quienes llegan con infección gastrointestinal aguda, de acuerdo con un estudio del Programa Universitario de Investigación en Salud (PUIS) de la UNAM.

El reporte estima que se prescribieron 3 mil 94 dosis de antimicrobianos que no debieron haberse recetado para atender estos dos tipos de enfermedades.

Samuel Ponce de León, coordinador del PUIS, detalló que además, en el caso de pacientes con infecciones en vías urinarias, no se les recetan los antibióticos más efectivos, lo que eleva la resistencia bacteriana y provoca que después sea más difícil de tratar la enfermedad.

En cuanto a gasto innecesario, la investigación encontró que si se prescribe antibiótico en 90 por ciento de 21 millones de consultas de pacientes con enfermedades respiratorias agudas, que es el número aproximado de episodios al año, el gasto anual sería de 4 mil 347 millones de pesos.

Y en el caso de infecciones intestinales agudas, se estima que el gasto de prescribir antibióticos en 82 por ciento de 4 millones de casos alcanzaría 364 millones 680 mil pesos al año.

Para el estudio, presentado ayer por la Secretaría de Salud, se utilizaron pacientes simulados, quienes hicieron las visitas a los consultorios de farmacia. Se explicó que fueron 100 pacientes por cada enfermedad, y los cálculos se hicieron con base en la muestra y los datos existentes de consultas reales.

Ponce de León señaló que ante el uso excesivo de antimicrobianos es urgente controlar su prescripción en el primer nivel de atención.

“Hay que suspender la prescripción de antimicrobianos en diarreas agudas y enfermedades respiratorias agudas”, señaló.

El especialista advirtió que esta situación no sólo sucede en consultorios adyacentes de farmacia.

“Esa es la práctica que está en todas las instituciones, en todo el nivel de atención. A nueve de cada 10 pacientes que llegan con síntomas gripales o de catarro les dan antibióticos (en todo el sector público y privado)”, aseguró.

Advirtió que el deficiente control se debe a una falta de regulación.

“Hace 10 años aproximadamente se promulgó la obligatoriedad para que los antimicrobianos se dispensaran únicamente con una receta y se pensó que eso sería la solución para tener un uso correcto de antibióticos”, indicó al participar en el foro “Resistencia antimicrobiana”, en el marco de la Semana Mundial de Concientización de Uso de Antibióticos.

Por otra parte, José Ignacio Santos Preciado, secretario del Consejo de Salubridad General, indicó que se estima que los consultorios adyacentes a farmacia, sin incluir a Farmacias Similares, atienden 350 mil personas al día.

Señaló que hasta 60 por ciento de pacientes que los visitan son derechohabientes del IMSS y el ISSSTE.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, señaló que esta problemática tiene que ver con las limitaciones en la formación académica de los profesionales de la salud.

“Es un reto del sistema educativo nacional, tanto privado como público, de muchos años”, dijo.