México.- El Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) reportó que más de 58 por ciento de los votos emitidos en las elecciones del 2 de julio pasado en la capital para elegir al jefe de gobierno, diputados y alcaldes, fueron anulados de manera intencional, lo que representa una manifestación de la ciudadanía.

Asimismo, los sufragios anulados por error equivalieron a 41.3 por ciento del total de los votos nulos de las muestras que se analizaron, informó la presidenta de la Comisión de Organización Electoral y Geoestadística, Myriam Alarcón Reyes, al dar a conocer las conclusiones que entregó el Comité Técnico encargado de realizar un estudio de los votos nulos de las pasadas elecciones.

En entrevista, explicó que para realizar este ejercicio estadístico se tomaron muestras de poco más de siete mil boletas, en cada una de las votaciones que se registraron en estos puestos de elección popular el 2 de julio pasado para la Jefatura de Gobierno, diputados y alcandías, y de los más de cinco millones de electores que se tuvieron para cada uno de los cargos.

Recordó que el padrón electoral en la capital mexicana es de siete millones 655 mil, y más de cinco millones fueron los que asistieron a las urnas en la ciudad de México, de los cuales, para la Jefatura de Gobierno se registraron cinco millones 392 mil 887 votos; de alcaldías, cinco millones 368 mil 669 y para diputaciones de mayoría relativa, cinco millones 371 mil 250 sufragios.

En cada uno de estos cargos se encontraron boletas nulas, como el caso de la Jefatura de Gobierno que fueron 125 mil 605, que representa 2.3 por ciento del total de la votación emitida; alcandías, 152 mil 53, que corresponde a 2.83 por ciento; diputaciones, 183 mil 53, es decir, 3.4 por ciento del total de votación emitida.

[caption id="attachment_303686" align="alignnone" width="1055"]boleta boleta[/caption]

“Se integró un comité técnico, integrado por expertos estadísticos, con académicos y el apoyo de la magistrada María Silva, que está en la Sala Regional Ciudad de México, lo que da un punto de vista multidisciplinario para poder analizar de manera jurídica los 14 tipos de votos nulos que se tienen clasificados, con lo nuevo que se pueda encontrar y si fueron errores humanos o de manera consciente”, expuso.

De acuerdo con Alarcón Reyes, los votos anulados por error equivalen a 41.3 por ciento del total de las muestras que se analizaron, y 58.7 corresponde a votos anulados de manera voluntaria o por alguna razón indeterminada de manera intencional.

Informó que el mayor número de votos nulos que se registró fue en el cargo de elección para diputados por mayoría relativa y en menor número fue para la Jefatura de Gobierno.

El mayor número de sufragios nulos donde se expresa un reproche hacia alguna autoridad se encontró también en la de diputados para mayoría relativa, aunque no hay algo que determine si va dirigido hacia un puesto o un cargo de manera determinada.

Dijo que lo que tampoco se encontró es que estuviera dirigida la manifestación hacia un partido en particular, pero un dato que destacó fue que 1.4 por ciento de las muestras revisadas fue un error a la hora de realizar el cómputo, porque fueron boletas que son consideradas válidas y fueron computadas como nulas.

Al señalar que es la segunda vez que el instituto electoral local hace este ejercicio, el anterior fue en 2015 y donde se tomó en cuenta otras elecciones, es una oportunidad para este organismo, a fin de buscar alternativas que hagan la elección más ágil, sobre todos para los ciudadanos que participan como funcionarios de casilla.

“Para nosotros es un área de oportunidad, que no tiene que ver sólo con la capacitación, sino que fueron demasiadas las horas que estuvieron los ciudadanos durante el día de la jornada del pasado 2 de julio de 2018”, lo que hace pensar en promover el uso de las nuevas tecnologías, con la finalidad de hacer más eficientes los procesos electorales.

Señaló que en el caso de los actores políticos y los principales protagonistas de la elección, es importante que conozcan esta información para que ellos también analicen y sean más claros en los mensajes que dan a la ciudadanía, pues muchos votos nulos fueron por error y confusión de los votantes, así como ver cuál es el mensaje que dan como institución de valorar el voto y pedir que no lo anulen.

Alarcón Reyes explicó que se analizaron las manifestaciones de los ciudadanos, con base en 14 rubros que se especifican en la ley para considerar un voto nulo y cuatro fueron los más recurrentes, el voto nulo intencional, que representó 39 por ciento.

Con 26 por ciento las boletas nulas que tienen una marca por partido que no estaban en coalición; 11 por ciento las boletas que tuvieron más de una marca por algún partido político o por alguna candidatura independiente; y con seis por ciento se encontraron boletas en blanco, que es una manifestación de que no tienen ninguna opción, pero van a la urna a ejercer su derecho a votar.

Otro tipo de análisis que se hizo para la elección de la Jefatura de Gobierno, fue que las boletas nulas más frecuentes eran las que contenían más de una marca por partido político que no estaba en coalición, "pero lo que nos llama la atención por la diversidad en la coalición que hubo fue PRI-PVEM, a nivel federal estaba en una coalición y a nivel local fueron de manera independiente".

“Se encontró otra marca, que fue PRD-Morena, que tampoco estaba en una coalición y esta sí es una llamada de atención distinta al primer ejemplo, porque no han ido ni a nivel federal ni a nivel local estas dos fuerzas políticas en coalición; entonces, a lo mejor los identificaron con una ideología o con algún candidato que en algún momento estuvo en los dos partidos políticos”, apuntó.

La consejera electoral capitalina indicó que este informe final que recibieron del Comité Técnico también representa un área de oportunidad para poder ir a las próximas elecciones de 2021 con mensajes más claros para que la gente vote de una manera más sencilla y encontrar mecanismos que eficienticen los procesos electorales que muchas veces son muy largos.

Consideró que “una alternativa son las nuevas tecnologías y es una ruta que ya deberíamos estar explorando; este instituto ya lo está haciendo, esperemos que muchas otras autoridades electorales lo hagan. En el 2021 se elegirán alcaldes y diputados locales y federales. Y se tendría la primera elección para el cargo del diputado migrante que marca la Constitución de la Ciudad de México”.