Chilpancingo, Guerrero.- Uno de los dos universitarios desaparecidos en Guerrero, fue hallado con vida luego de escapar de las manos de un grupo delictivo el cual pretendía que se uniera a sus filas, esto en un municipio de la región Norte de Guerrero, confirmó el rector Javier Saldaña Almazán.

Entrevistado en Chilpancingo, el rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), detalló a medios de comunicación los hechos aunque reviró y por seguridad solicitó no citar el municipio donde fue hallado.

Las primeras semanas de enero se confirmó la desaparición de un estudiantes, entre ellos un estudiante de la preparatoria No 9 en Chilpancingo, quien formaría parte del grupo de desaparecidos en la capital de Guerrero.

Sin embargo, Javier Saldaña confirmó que había dos universitarios desaparecidos aunque por seguridad no precisó este segundo caso hasta el día de hoy.

"Ya apareció uno en la zona Norte, ahí lo traía un grupo delincuencial que querían que se integrara a sus filas y se escapó", señaló descartando que se trate del caso de Abel Aguilar.

El rector agregó el caso un profesor de la preparatoria No 2, ubicada en el municipio de Acapulco, quien se encuentra secuestrado y que; "lamentablemente no nos lo regresaron".

En este contexto, Saldaña Almazán pidió a los medios de comunicación "no ser tan explícitos" con la información respecto a la información de los universitarios que se encuentran actualmente desaparecidos.

Finalmente alertó sobre un nuevo problema en la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), se trata de un grupo del crimen organizado que de encuentra cobrando dinero a aspirantes para ingresar a unidades académicas de la máxima casa de estudios en Guerrero.

"Yo les pido, primero a quienes han presentando sus exámenes: es mentira y bajo ninguna circunstancia se les va a cobrar un pago extra para que alguien ingrese a la universidad".

Al respecto alertó que esa situación pone en riesgo a los aspirantes de la UAG por lo que pidió no recurrir a ese tipo de situaciones pues existen investigaciones que confirman que al menos un grupo de defraudadores pertenecen a las filas del narco.