El alcalde Evodio Velázquez Aguirre dijo que con la incorporación de los 470 policías estatales certificados que mandó el gobernador Héctor Astudillo Flores a Acapulco, se reforzará la seguridad y la vigilancia. Afirmó que con este primer batallón, estará garantizada y blindada la seguridad en el municipio.

El primer edil añadió que junto con el Grupo de Coordinación Guerrero, determinó cuales serán los sectores y áreas que atenderá la Marina y el Ejército, y que la distribución de los 470 policías estatales, serán en la Costera y parte de las colonias. “No estaremos descuidando los operativos en la ciudad. La idea es salir con un saldo blanco como lo hicimos en el periodo de fin de año”.

Dijo que no considera que la cuadrilla de policías estatales enviados sea un llamado de atención de Astudillo Flores por la salida de Francisco Sandoval Vázquez a quien se le acusó de haber presentado un título apócrifo. “De ninguna manera, la institución está trabajando. La salida del anterior secretario fue por un señalamiento del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y lo respetamos ante una falta administrativa y no de otra índole. Sandoval estaba certificado y se lo quitaron por una falta administrativa, lo que hicimos fue removerlo de cargo. Hoy es borrón y cuenta nueva”.

Indicó que falta el resultado de los exámenes que los policías municipales presentaron y dijo que espera tratar con Astudillo y la Federación el tema de las liquidaciones a policías ancianos o que ya no son aptos en sus labores, pero que será “difícil”, porque el municipio tiene una déficit de 400 millones de pesos anuales.

“Difícilmente podremos dar frente a algo similar. Para liquidarlos se necesitan 170 millones y ya se destinaron 36 millones por parte del Fortaseg, pero no es suficiente para poder liquidar a todos”, añadió.

Reconoció y agradeció la solidaridad de Héctor Astudillo. “Un batallón como el que nos está mandando el gobierno del estado siempre es importante. El mandar una policía acreditada y nosotros estamos haciendo lo propio” y dijo que el compromiso que adquirió es que de aquí a junio, se entreguen a agentes de seguridad certificados y avalados.

“Ya tenemos 500 policías acreditados municipales, han empezado a hacer los exámenes de control y confianza 610 que están en espera de los resultados y 520 que están pendientes por realizar el examen”, aseguró.

Los cambios son una realidad El alcalde ofreció que los ciudadanos van a presenciar una policía certificada, cosas nuevas y distintas en la administración pública y que van a haber decisiones que van a abonar a un gobierno con mayor transparencia, que rinda cuentas y “vamos a trabajar para que ni la corrupción ni la impunidad sean parte del gobierno”.

Refiriéndose al Acabús expresó que este va por “muy buen camino. Empezará la campaña de concientización. Ya nos encargamos de diferentes temas, transporte, comerciantes, equipamiento y movilidad de la ciudad”.