Guerrero.- La Subsecretaría de Tránsito de Chilpancingo realizó pruebas de alcoholemia a conductores del transporte público, luego de diversas denuncias realizadas por la ciudadanía.

El “operativo especial” se realizó en la parada del Mercado Baltazar R. Leyva Mancilla, en coordinación con integrantes del Consejo del Autotransporte del Estado de Guerrero.

Ayer, la Subsecretaría de Tránsito anunció el arranque del operativo, luego de subir el reporte de denuncias de la ciudadanía, sobre que los choferes de las unidades del servicio público conducen en estado de ebriedad.

A inicios de la actual administración, el alcalde Antonio Gaspar Beltrán prometió aplicar diversos operativos de alcoholímetro, para reducir los accidentes vehiculares y también auguró la llegada de un sistema de fotomultas.