México.-La pandemia del Coronavirus COVID-19 logró lo que parecía imposible, que Apple y Google se unieran por el bien común. Las empresas decidieron que las aplicaciones que facilitan la detección de pacientes con la infección que normalmente son exclusivas de uno u otros sistemas operativo sean compatibles en cualquier dispositivo con iOS u Android.

“Google y Apple están anunciando un esfuerzo conjunto para permitir el uso de la tecnología Bluetooth para ayudar a los gobiernos y las agencias de salud a reducir la propagación del virus, con la privacidad y seguridad del usuario centrales para el diseño”, dijeron las empresas en un comunicado.

Dado que COVID-19 puede transmitirse a través de la proximidad a las personas afectadas, las organizaciones de salud pública han identificado el rastreo de contactos como una herramienta valiosa para ayudar a contener su propagación. La idea es que esto ayude a controlar la curva de contagios y que si algún usuario resulta infectado pueda avisar a sus contactos sobre el riesgo que corren para que se pongan en cuarentena y así controlar ese foco de infección.

“Apple y Google lanzarán una solución integral que incluye interfaces de programación de aplicaciones (API) y tecnología de nivel de sistema operativo para ayudar a permitir el seguimiento de contactos. Dada la necesidad urgente, el plan es implementar esta solución en dos pasos mientras se mantienen fuertes protecciones en torno a la privacidad del usuario”.

Las empresas anunciaron que están trabajando en conjunto para “habilitar una plataforma de rastreo de contactos basada en Bluetooth más amplia al incorporar esta funcionalidad en las plataformas subyacentes” en los próximos meses y aseguraron que harán pública la información de este sistema.

Hay que aclarar que ni Apple o Google han creado en este momento una aplicación que permita rastrear pacientes del COVID-19, sólo las pondrán a disposición e los usuarios en sus tiendas sin importar si los equipos son Android o iPhones.