El basurero a cielo abierto de este municipio representa un “grave problema para la salud” y ante la temporada de lluvias los lixiviados (o jugos tóxicos) que genera la descomposición de la basura “son una amenaza” que pueden llegar a los mantos acuíferos y ríos y generar contaminación, advirtió el procurador de Protección Ecológica, José Pérez Victoriano.

En el manejo de la basura hay “irregularidades” porque no se cumple con las normas que establece la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y existe el “riesgo” de que haya un incendio, dijo.

Consultado esta tarde en sus oficinas ubicadas en el edificio Vicente Guerrero en la capital, Pérez Victoriano advirtió que si en los próximos días el ayuntamiento no abre la celda emergente y cierra el basurero a cielo abierto “tendrá un problema severo, porque nosotros tenemos que iniciar un nuevo procedimiento en su contra”.

“Son dos los procedimientos que ya han sido entregados al ayuntamiento desde el año anterior al alcalde Marco Antonio Leyva Mena en el que se le sanciona por las irregularidades presentadas en el manejo de los residuos sólidos”, aseguró.

Y hace un mes que emitieron una opinión técnica en coordinación con Protección Civil estatal en la que se le informa al ayuntamiento que se están corriendo riesgos teniendo en esas condiciones el basurero.

Explicó que la norma 083 de la Semarnat, indica que los vertederos deben de estar cercados, contar con una caseta de vigilancia y que no existan fauna nociva. Asimismo, que los lixiviados tengan un drenaje el “cual deberá de ir a una pila, para su recirculación y más pronta descomposición”, para evitar que escurran por el suelo y lleguen a las barrancas, como sucede actualmente en el basurero.

En este último punto, dijo, existe una amenaza a la salud pues con la temporada de lluvias los lixiviados pueden escurrir a los ríos y mantos acuíferos generando contaminación del agua.

Detalló que esas irregularidades las han planteado de manera personal con el alcalde Leyva Mena. “Nosotros esperamos y confiamos en que él esté poniendo interés al tema para que en breve, en el lapso que se comprometió (en dos meses), se abra la celda emergente”.

Aseguró que es grave la contaminación que se genera en el basurero y la solución está en ya no depositar la basura en la zona “porque los riesgos van creciendo. Lo que se quiere justamente es que el ayuntamiento vaya concluyendo el saneamiento”.

Aclaró que no pueden clausurar el basurero que se encuentra ubicado en la colonia La Cinca al sur de la ciudad, si antes no se tiene otro sitio donde depositar las 300 toneladas que se generan al día.

“Es una obligación de la comuna construir una alternativa. Hay espacios donde se puede construir un nuevo relleno sanitario”.

El pasado 20 de abril el alcalde declaró que en dos meses estaría funcionando la celda emergente del relleno sanitario que pretenden instalar en el municipio de Tixtla.

El vertedero estará ubicado sobre el libramiento de cuota a Tixtla, pero los pobladores de la comunidad de Metlalapa se han opuesto al proyecto ante el temor de contaminación.