El asesor en materia ambiental de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obra Publica, Leonel Lozano Dominguéz, apremió a que sea reubicada la ceiba que se encuentra en medio de los dos carriles confinados para el Acabús por la seguridad de quienes serán los usuarios y desaprobó la instalación de semáforos.

Durante una mesa denominada “Acciones previas al arranque del Acabús” en la Sala de Cabildo, el asesor expuso que es incorrecto que el árbol siga estando ahí porque “inhabilitará” las vialidades de los camiones que transiten por ellas. Indicó que en la explanada ubicada junto a la piñata del parque Papagayo debe de colocarse la ceiba previo a una limpieza del lugar y un cuidado del árbol durante un año.

En su participación, el regidor Porfirio Daza, apremió que “para no correr riesgos” debe ser reubicada pero que por “el capricho de ambientalistas” no se ha logrado. Sugirió emprender una campaña informativa y darla a conocer a los ciudadanos para que no “mengüe el capricho” y sea informada la gente del peligro que representa la ceiba en su actual ubicación.

A la reunión asistió por primera vez el director de Parquímetros quien informó que han sido removidos de las calles donde transitará el Acabús; pidió que le instruyan la nueva ubicación de los mismos. En tanto, el director de Vía Pública, Jaime Soria Villa compartió con los regidores que en colonias donde transitará el Acabús “se está trabajando” en el reubicación de los actuales transportes.

La directora de la obra del Acabús, Silvia Gisela Zapata López, insistió que los bolardos que se han echado a perder, se van a volver a colocar antes de que opere el transporte; no obstante, dijo que le compete informar a la Secretaría de Obras Publicas cuánto es lo que volverán a invertir y cuántos son inservibles.