El Parlamento de Grecia aprobó esta madrugada el paquete de medidas de austeridad exigidas por el Eurogrupo para negociar un nuevo rescate económico del país, luego de un duro debate y en medio de protestas en las calles de Atenas.

Las medidas, que incluyen el aumento de diversos impuestos y el incremento en las edades de jubilación, generaron división entre los legisladores de Syriza, el bloque que apoya el primer ministro Alexis Tsipras, informaron fuentes parlamentarias.