Chilpancingo, Guerrero.- El pleno del Congreso local aprobó por mayoría de votos que la elección por usos y costumbres de las autoridades municipales en Ayutla se realice el 16 de julio de 2018 y su toma de protesta el 30 de septiembre de ese mismo año.

La Mesa Directiva del legislativo convocó a un segundo periodo extraordinario de sesiones que se celebró la tarde de este miércoles, en el que la Junta de Coordinación Política presentó el dictamen de decreto por el que se da cumplimiento a lo mandatado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife).

La coordinadora de la fracción parlamentaria del PRD, Erika Alcaraz Sosa, subió a tribuna para presentar el dictamen luego de que en la consulta –impulsada por la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG)- la población de Ayutla se pronunció en contra de los partidos políticos y a favor de las elecciones por usos y costumbres.

El proceso de consulta comenzó en octubre de 2014 y estuvo a cargo del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC).

Un año después se dieron a conocer los resultados mismos que fueron impugnados por los partidos políticos hasta llegar al Trife, organismo jurisdiccional que finalmente resolvió a favor de la UPOEG.

El resultado de la consulta establece que participaron un total de 11 mil 984 ciudadanos residentes del municipio, de los cuales 5 mil 521 votaron a favor del sistema de partidos políticos y 5 mil 987 por el sistema normativo de usos y costumbres; registrándose 476 abstenciones.

“El artículo 2 de la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos establece el derecho de los pueblos indígenas para autogobernarse y contar con gobierno propio y electo a partir de las reglas, prácticas y procedimientos determinados por su sistema normativo y solo se encuentra condicionado a la satisfacción de parámetros mínimos también de rango constitucional”, expresó Alcaraz Sosa en tribuna.

El dictamen fue aprobado por mayoría de votos solo con el rechazo del diputado del PRD, Raymundo García Gutiérrez, y la abstención de la diputada de Morena, María de Jesús Cisneros Martínez.