México.- El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, informó que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), aprobó tres de los cuatro ensayos clínicos en puerta para probar tratamientos que ayuden a combatir el COVID-19.

En conferencia de prensa, explicó que el primero consiste en el uso de Remdesivir, un antiviral que hasta ahora ha sido poco utilizado en el mundo pero que, de acuerdo con investigaciones preliminares, podría combatir el nuevo coronavirus.

El segundo, señaló, se trata de un ensayo clínico controlado sobre el medicamento Tocilizumab, un anticuerpo monoclonal que bloquea uno de los mecanismos que produce la inflamación del tejido pulmonar.

Mientras que el tercer ensayo se basa en la hidroxicloroquina, un medicamento utilizado para tratar el paludismo y enfermedades reumáticas, y del cual existen evidencias preliminares de su posible potencial contra el COVID-19.

El último, añadió, es la cloroquina en combinación con un antibiótico de amplio uso llamado acitromicina. López Gatell señaló que en todos los casos se tienen que garantizar que no será dañino para su uso en personas, por lo que existen estándares internaciones que cuidan la protección de los seres humanos y la calidad de investigación.

Agregó que estos ensayos son producto de la colaboración de investigadores de diversas instituciones, en particular de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, con quien se ha tenido colaboración.