Guerrero.- Por unanimidad, el Congreso de Guerrero aprobó la Ley de Catastro para los Municipios del Estado de Guerrero, iniciativa enviada por el gobernador Héctor Astudillo Flores, con la que se evitarán los amparos interpuestos por empresas y contribuyentes para obligar a los ayuntamientos a devolver el pago del impuesto predial.

En la sesión de este jueves se dio lectura al dictamen de la Comisión de Hacienda con Proyecto de Decreto por el que se expide Ley de Catastro para los Municipios del Estado de Guerrero y se abroga la actual Ley de Catastro Municipal del Estado de Guerrero Número 676. El dictamen fue aprobado por unanimidad y sin discusión.

Entrevistada al concluir la sesión, la diputada presidenta de la Comisión dictaminadora, la perredista Dimna Guadalupe Salgado Apátiga, calificó como un “logro histórico” la nueva Ley de Catastro con la que los municipios ya no podrán regresar el pago del impuesto predial a empresas y contribuyentes.

La diputada explicó que la Ley de Catastro Municipal del Estado de Guerrero Número 676 aprobada hace 35 años (y abrogada este jueves) no fue refrendada por el entonces secretario de Finanzas del gobierno estatal por lo que existía una inconstitucionalidad, lo que permitió los amparos para que los ayuntamientos como Acapulco, Chilpancingo, Taxco e Iguala devolvieran recursos por el cobro de impuestos.

Explicó que en la nueva Ley de Catastro para los Municipios del Estado de Guerrero se realizaron cambios y en la redacción cubrieron vacíos legales que tenía la Ley anterior para evitar los amparos y la devaluación de recurso.

“Hoy un logro histórico que tenemos es que los municipios dejen de regresar (recursos) y que sufran el daño administrativo que han tenido durante varios años con la aprobación de la nueva ley”, destacó la diputada.

“Ya no hay manera de que se amparen (las empresas y contribuyentes), realizamos análisis excautivo, el cuerpo de la ley en sí tiene cambios administrativos simples en redacción y en temas específicos, pero lo importante aquí es que lograremos que los municipios ya no puedan regresar recursos por el pago del impuesto predial”.

Acapulco es uno de los municipios que más recurso regresaba debido a los amparos de empresas y contribuyentes. En entrevista el mes pasado, el síndico administrativo Javier Solorio Almazán, dio a conocer que en lo que va del año el ayuntamiento ha tenido que devolver alrededor de 23 millones de pesos a empresas y contribuyentes que se amparan para que les sea devuelto lo que pagan de impuesto predial.

De manera principal las grandes empresas y los contribuyentes de zonas como la Costera, Diamante y las Brisas, son quienes recurren a los amparos para que a finales de año se les regrese lo que pagan de predial, afectando severamente las finanzas del ayuntamiento, dijo el síndico.

“Hemos devuelto hasta este mes (septiembre) alrededor de 23 millones de pesos, entonces esta devolución que se deriva de los amparos que ponen personas que pagan su predial y que apoyados en un pequeño vacío legal, y apoyados también por pseudo abogados, causan un daño al erario”, declaró en ese entonces.

Otra de las reformas aprobada este jueves es a la Ley Orgánica de la Administración Pública estatal, para que la Secretaría de Finanzas y Administración tenga facultad de resolver recursos administrativos, intervenir en juicios de carácter fiscal y ejercer la facultad económico-coactiva en casos de incumplimiento de obligaciones fiscales, con lo que se busca contar con una adecuada representación de los intereses de la hacienda pública estatal.