Chilpancingo, Guerrero.- El Congreso de Guerrero aprobó incorporar en el Código Penal del estado de Guerrero los delitos de maltrato y abandono de animales, que se castigarán con seis meses hasta cuatro años de cárcel.

Al fundamentar el dictamen, el diputado presidente de la Comisión de Justicia, Omar Jalil Flores Majul señaló que con la incorporación se establecen como conductas antijurídicas el maltrato y abandono de animales, y se reconoce su vida como el bien jurídico tutelado por el Estado y la sociedad, al aceptarlos como seres vivos.

Señaló que el maltrato a los animales no sólo revela un acto de crueldad y abuso, ante la imposibilidad de su propia defensa y la imposición de la superioridad física del ser humano, y que lo aprobado es un esfuerzo para mejorar la condición de vida en sociedad.

“Fue así que se consideró crear un nuevo título en el Código Penal del estado, para salvaguardar y tutelar la materia de atención de parte del ente estatal, sin mezclar con otros bienes jurídicos tutelados”, dijo.

Dijo que se adaptó la actual Ley 491 de Bienestar Animal del Estado de Guerrero, puntualizando el caso de la práctica de disección o práctica experimental de maltrato animal sin sentido.

Se estableció también la protección de los animales silvestres o en condición de calle, y a los que se encuentren en el desafortunado proceso de extinción biológica.

Además, que toda persona que no pueda hacerse cargo de su animal, deberá buscarle alojamiento y cuidado, y bajo ninguna circunstancia podrá abandonarlos en la vía pública, en zonas rurales o semiurbanas, en propiedades de terceros, en carreteras o caminos. En tal caso, se sujetará a lo dispuesto en el Artículo 375 del Código Penal del Estado de Guerrero.

Se prohíbe también el sacrifico de los animales que se encuentren en albergues o centros a cargo de las autoridades.

La iniciativa fue propuesta por el diputado de Movimiento Ciudadano (MC), Arturo López Surgía quien advirtió que con la incorporación en el Código Penal los delitos de  maltrato y abandono animal, se castigará de seis meses a cuatro años.