Chilpancingo, Guerrero.- Por unanimidad, el pleno del Congreso aprobó reformas a la Constitución local relativas a la remuneración del gobernador y servidores públicos con lo que no podrán percibir un salario superior al establecido para el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, 108 mil pesos mensuales.

En la sesión de este jueves se dio segunda lectura al dictamen con proyecto de decreto de la Comisión de Estudios Constitucionales y Jurídicos referente a la a la remuneración de los servidores públicos, propuesta presentada por el diputado de Morena, Marco Antonio Cabada Arias.

El dictamen avalado por el pleno reforma el numeral 1 del artículo 82 y la fracción V del artículo 191 de la Constitución Política local.

El artículo 82 reformado establece que el gobernador del estado recibirá una remuneración “digna y adecuada”, acorde a la naturaleza de su cargo, la cual no podrá ser mayor a la establecida para el presidente de la república en el presupuesto correspondiente.

“Sin contravenir lo dispuesto en este precepto, la remuneración podrá ser aumentada justificadamente, y no podrá disminuirse durante el período para el que fue electo”, este punto no fue reformado en el artículo y quedó igual.

Marco Antonio Cabada adelantó que presentarán otra iniciativa para eliminar dicho punto, pues no es el sentido de la reforma y lo que se busca es que ningún funcionario gane más que el presidente.

Se explica que se considera remuneración o retribución toda percepción en efectivo o en especie, incluyendo dietas, aguinaldos, gratificaciones, premios, recompensas, bonos, estímulos, comisiones, compensaciones y cualquier otra, con excepción de los apoyos y los gastos sujetos a comprobación que sean propios del desarrollo del trabajo y los gastos de viaje en actividades oficiales.

Los servidores Públicos deberán recibir una remuneración adecuada y proporcional a sus responsabilidades por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión.

Ningún servidor público podrá tener una remuneración igual o mayor que su superior jerárquico; salvo que el excedente sea consecuencia del desempeño de varios empleos públicos, que su remuneración sea producto de las condiciones generales de trabajo, derivado de un trabajo técnico calificado o por especialización en su función.

La reforma señala que no se concederán ni cubrirán jubilaciones, pensiones o haberes de retiro, ni liquidaciones por servicios prestados, como tampoco préstamos o créditos, sin que éstas se encuentren asignadas por la ley, decreto legislativo, contrato colectivo o condiciones generales de trabajo.

Estos conceptos no formarán parte de la remuneración. Quedan excluidos los servicios de seguridad que requieran los servicios de seguridad que requieran los servidores públicos por razón del cargo desempeñado.

El año pasado a propuesta del ahora diputado con licencia y delegado federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, el pleno aprobó la Ley Número 18 de Remuneraciones de los Servidores Públicos del estado de Guerrero, la cual fue publicada en el Periódico Oficial del Gobierno del estado el 14 de diciembre 2018, y se encuentra vigente desde el 1de enero de 2019.

Cabada Arias dijo que dicha Ley de Remuneraciones aprobada el año pasado no incluía la reforma a la Constitución.

De acuerdo con el tabulador salarial 2018 de la Secretaría de Finanzas y Administración del gobierno del estado, aplicado actualmente, el gobernador Héctor Astudillo Flores percibe un sueldo de 102 mil 841 pesos mensuales, sólo 5 mil 159 pesos menos que López Obrador.

En tanto que los secretarios perciben un salario que va de los 60 mil 841 pesos hasta 114 mil 394 pesos mensuales.