México.- Según datos de la Fiscalía General del Estado de Sinaloa, el futbolista juvenil de Dorados, Mirsha Francisco Herrera, fue asesinado luego de intervenir en un pleito entre uno de sus amigos y otra persona.

En la audiencia inicial de Luis Adrián “C”, presunto homicida del futbolista, la fiscalía sostuvo que Herrera fue asesinado por una herida producida con una navaja, el pasado 16 de julio en el fraccionamiento Terranova.

Según lo relatado por la autoridad, Mirsha, de 20 años, llegó ese martes a la casa de su amigo Erick, alrededor de las 11:00 horas. Ambos habían quedado de verse para ir a buscar a Mario, amigo de este último.

Dos días antes, Mario había agredido a Erick en un parque, por lo que éste quería buscarlo para arreglar las cosas en “buena onda”, indicó la fiscalía.

Mirsha y Erick se dirigieron hacia un expendio de cerveza donde presuntamente estaba Mario, pero al no hallarlo, decidieron ir a buscarlo a su casa. Sin embargo, en el camino el papá de Mario, quien viajaba en una motocicleta, los interceptó y les dijo que no fueran a su casa a “levantar polvo” y que si querían “tiro” que se fueran al expendio.

El futbolista y su amigo se regresaron hacia el depósito, donde ya estaba Mario y quien le empezó a tirar golpes a Erick, apenas llegaron.

El papá de Mario, Luis Adrián “C” (detenido) y otras personas identificadas como el “Santana” y el “Kiki” se metieron al pleito y, al ver que le pegaban a su amigo, Mishra también intervino.

Mientras peleaban, Mishra observó que los agresores sacaron una najava, por lo que él y Erick empezaron a correr.

En dos motocicletas, una abordada por Mario y su papá y otra por Luis Adrián “C”, los empezaron a seguir.

Mario y su papá alcanzaron a Erick y lo golpearon; mientras que Luis Adrián “C” siguió a Mirsha por 13 cuadras.